El 90 por ciento de las empresas señala que el análisis de datos es una prioridad o mínimo se encuentra entre uno de sus tres puntos focales, mientras que 73 por ciento invierte más de 20 por ciento de su presupuesto total en tecnología de análisis de big data y dos de cada 10 empresas llegan a invertir más de 30 por ciento.

De acuerdo con el director de la Oficina de Microsip en Ciudad de México, Israel Coto, el análisis de datos permite a las empresas conocer cómo mejorar las operaciones que llevan a cabo, lo que les permite reducir costos sin perder clientes.

“En la actualidad, la tecnología está inmersa en la mayoría de las operaciones de las empresas, y con el análisis de datos no es la excepción. Recientemente este término ha ganado peso debido al valor que representa para las empresas, ya que les permite conocer más detalladamente cómo optimizar sus procesos mediante la evaluación de la información”, explicó de acuerdo con un comunicado.

La empresa desarrolladora y comercializadora de sistemas administrativos para pequeñas y medianas empresas señaló que al analizar los datos es posible conocer los errores organizacionales de manera inmediata y corregirlos, las posibilidades de fraude pueden ser detectadas y canalizadas de una mejor manera, y al ahorrar los procesos de manejo de información la toma de decisiones se ve acelerada.

Sin embargo, las empresas que van a adoptar soluciones de análisis de datos deben considerar las desventajas que existen en la automatización, como sufrir hackeos, necesidad de contar con un equipo adecuado para analizar, describir, filtrar y revisar los datos, así como capacitación del personal para manejar tal equipo.

El análisis de datos es una oportunidad para la empresa que lo adopta, pero además de considerar las tendencias tecnológicas, hay que tener en cuenta cómo es que esas nuevas herramientas han de aprovecharse mejor.