Los comerciantes que utilicen básculas y otros aparatos de medición para sus transacciones diarias ahora podrán certificar la autenticidad de los verificadores, quienes ya cuentan con la misma imagen.

“Estamos estrenado imagen gracias a la Secretaría de Economía; una imagen uniforme en cuanto a la vestimenta, la imagen corporativa de nuestras empresas”, señaló en entrevista con Notimex el director general de Sivermmex, Mauricio Pantoja.

El directivo de esta Unidad de Verificación de Masa, acreditada y aprobada para verificar básculas de bajo y mediano alcance, detalló que la imagen también debe ser uniforme y plasmarse tanto en los vehículos como en los formatos y papelería que utilizan.

Este nuevo uniforme consiste en un chaleco color azul con logotipos oficiales, playera tipo polo con logotipo de la empresa que representa, pantalón de mezclilla azul y credencial con todos los datos del verificador y código QR, todo lo cual “está surtiendo buenos frutos”, destacó.

Explicó que “anteriormente lo que sucedía era que el personal de las Unidades de Verificación tenía vestimenta libre, eso conllevaba a que los coyotes o gente sin escrúpulos visitara los negocios haciéndose pasar por unidades de verificación o por la misma autoridad”.

Así, continuó, “ya con esta nueva imagen, la gente está más confiada en cuanto a que la persona que vista su negocio es acreditado y es una persona técnicamente competente de una Unidad de Verificación”.

Recordó que el reglamento oficial “establece la obligatoriedad de verificación tanto para básculas como bombas de gasolina y taxímetros”.

Las básculas que tienen obligación para verificarse son aquellas que se usan en transacciones comerciales como en pollerías, carnicerías, ferreterías, venta de materiales para construcción, entre otros giros.

Pantoja precisó que la verificación de las básculas es obligatoria a nivel nacional, de acuerdo con la regulación que existe en la Lista de Instrumentos, por lo que el usuario o el propietario de básculas “tiene que solicitar esa verificación ante las Unidades de Verifación”.

Agregó que en caso de cumplir con los requisitos de la báscula se les otorga el holograma correspondiente y en caso de no hacerlo, se le da seguimiento al caso para certificar que la hayan reparado y en caso contrario es la autoridad la que sanciona.