Como parte de las acciones para preparar el drenaje ante la proximidad de la temporada de lluvias, la Secretaría de Obra Pública, a través de la Comisión del Agua del Estado de México (CAEM), informó que realiza trabajos de mantenimiento preventivo y correctivo en los cárcamos de bombeo de aguas residuales.

En un comunicado, la dependencia recordó que en la entidad existe una red de 390 plantas de bombeo, operada por los tres niveles de gobierno, lo que permite tener un monitoreo constante para mantenerlas en buen estado.

Refirió que el caudal que bombean los cárcamos es de 28 metros cúbicos por segundo, lo que equivale al doble del suministro de agua potable del Sistema Cutzamala para la Ciudad de México y nuestra entidad.

“Si una bomba como ésta no existiera, ocasionaría problemas a la población, problemas por inundación y por consiguiente problemas de salubridad. Por eso la CAEM ha dispuesto de varios equipos, varias plantas como éstas, aquí en el municipio, para permitir el desalojo de las aguas residuales”, dijo Jesús Octavio Vázquez Villavicencio, residente de operación de Valle de Chalco de la CAEM.

Indicó que durante los recientes trabajos de mantenimiento en la Planta de Bombeo número 16, la labor que realizan para mantener en buenas condiciones la infraestructura hidráulica estatal es uno de los objetivos de la comisión del agua estatal. 

“No hay mejor operación que la que no se ve. Cuando la gente no se acuerda mucho de nosotros es cuando estamos nosotros trabajando, y es que estamos haciendo las cosas bien”, aseguró.