En un mensaje enviado por videoconferencia a “Women4Climate”, Anne Hidalgo, alcaldesa de París y presidenta del C40, recordó que hace un año se reunieron en Nueva York para la primera conferencia. “Allá conocimos el papel fundamental de las mujeres líderes cuando se trata de acción climática”.

Dijo que Women4Climate busca empoderar e inspirar a una generación de mujeres líderes. “Día tras día en los últimos meses, la creciente importancia de esta iniciativa se ha vuelvo clave”.

En este sentido, indicó que ubicar a las mujeres en el centro del debate del cambio climático resulta esencial porque “seguimos siendo innovadoras, resilientes y comprometidas, fortalecidas por el reconocimiento cada vez mayor a nuestro trabajo”.

“Hoy en día somos un movimiento imparable, cuya meta es forjar el futuro, porque éste es de las mujeres, que nadie lo dude”. Indicó que la familia del C-40 ahora cuenta con 16 alcaldesas. Hace tres años sólo había cuatro, y sé que pronto daré la bienvenida a más”, mencionó.

Agradeció al jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera Espinosa, su hospitalidad y dijo que en el trabajo de la acción climático, se precisa también de la ayuda de los hombres. Indicó que la capital de la República es pionera de este esfuerzo.

“Sigamos pensando localmente y actuando globalmente. De esto se trata el siglo XXI”, expuso.

A su vez, la alcaldesa de Roma, Virginia Raggi, expuso que en los siguientes años, la mayor parte de la población del mundo estará viviendo en grandes áreas urbanas. “Esto significa que el comportamiento de las personas que viven en las ciudades tienen un impacto directo en el cambio climático”.

Al hablar en el Museo Interactivo de Economía, en el marco de Women4Climate, abundó que las ciudades consumen más de dos tercios de la energía global y producen más de 70 por ciento de los gases de efecto invernadero.

Expuso que, como sociedad, Roma también está atacando el cambio climático. “Hay cambios climáticos graves pero podemos detenerlos a través de políticas firmes”. La sostenibilidad, continuó, ha sido la clave del progreso.

Mencionó que “tenemos que ver a la contaminación como la razón principal del cambio climático. En Roma, esto significa adoptar medidas en el área de transporte público. En mi ciudad hay 2.3 millones de vehículos privados. Tenemos un problema bastante grande”.

“Por lo tanto, decidimos invertir mucho en el transporte público y sustentable y estamos impulsando a las personas a cambiarse a vehículos privados no contaminantes. También estamos invirtiendo en compartir autos, bicicletas y caminos peatonales”.

“Una de las cosas que me enorgullecen mucho y tengo el placer de anunciarlo hoy aquí, indicó, es que al apoyar el principio de la declaración de combustibles fósiles se ha prohibido el uso de autos para 2024 en el área del Centro Histórico de Roma. Vamos a comprar vehículos cero emisiones, por lo tanto estamos en el proceso”, comentó.

“Estamos completamente conscientes de nuestras responsabilidades y oportunidades. Por esto, debemos involucrar a los ciudadanos y hacerlos más conscientes del futuro y que sean los dueños de su futuro. Todas las personas tienen que hacer algo. Por supuesto, tenemos que empezar por los más pequeños".

“Debemos evitar desperdiciar agua, contaminar nuestros recursos, elegir el transporte público en lugar del privado, hacer compras amigables con el medio ambiente y tener economías más incluyentes”, agregó.