La Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) deberá dar a conocer el cuadro de construcción, el objeto y la vigencia de una concesión de zona federal marítimo-terrestre, en Los Cabos, Baja California Sur.

Así lo instruyó el Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI), luego de que un particular solicitó conocer si existe alguna concesión en la zona denominada como Playa Santa María.

Asimismo, pidió que en caso de que resultara afirmativa la concesión, se le proporcionara el cuadro de construcción, el objeto y la vigencia; a fin de facilitar la ubicación, adjunto a un mapa de la zona.

En respuesta, la Semarnat indicó que luego de una búsqueda en el Sistema de Control Interno no localizó la Playa Santa María y, por tanto, ninguna concesión.

Inconforme por considerar que la dependencia se limitó a buscar la información sólo por la literalidad del nombre de la región, sin tomar en cuenta el mapa proporcionado, la solicitante presentó un recurso de revisión ante el INAI, al cual adjuntó las coordenadas de la zona de su interés.

En alegatos, la dependencia señaló que las coordenadas proporcionadas por la particular se encuentran dentro del mar, espacio sobre el cual no tiene competencia, no obstante entregó información de una concesión adyacente al espacio marítimo correspondiente a las referencias otorgadas.

Al presentar el caso ante el pleno, la comisionada Areli Cano Guadiana señaló que la información requerida por el particular se relaciona con el municipio de Los Cabos, uno de los puntos más visitados de México y, en ese sentido, destacó la importancia del turismo para la economía nacional.

Dicha zona se ubica en el corredor turístico San José del Cabo-Cabo San Lucas, donde se encuentran distintas playas que, por sus características, ofrecen las condiciones para practicar distintas actividades, desde espacios ideales para los surfistas hasta los más tranquilos para el descanso.

Recordó que para el aprovechamiento del potencial económico de las zonas de playa denominadas Zonas Federales Marítimo-Terrestres, el Estado mexicano dispone de toda una reglamentación, a partir de la cual es posible concesionarlas a particulares.

Se determinó que si bien la dependencia informó sobre la existencia de una concesión en la zona adyacente, no entregó al particular el cuadro de construcción, su objeto y su vigencia, por tanto, no atendió todos los puntos de la solicitud.

Cano Guadiana afirmó que la información requerida permitirá a la sociedad vigilar que las actividades de los particulares autorizados para aprovechar los espacios de playa sean acordes a las establecidas en la concesión.

Por lo expuesto, el pleno del INAI revocó la respuesta de la Secretaría del Medio Ambiente y le instruyó entregar a la particular el cuadro de construcción, el objeto y la vigencia de la concesión localizada.