El Dj y productor canadiense Deadmau5 llenó de adrenalina a más de 110 mil personas, durante el cierre de la segunda jornada del festival EDC México 2018, que se desarrolló este domingo en el Autódromo Hermanos Rodríguez.

Aunque este espectáculo no estuvo en la plataforma principal, sino en el Circuit Ground, no fue impedimento para ser una gran fiesta, en donde el músico complació a sus seguidores con un derroche de talento y sonidos house.

Desde un escenario en forma de cubo el anfitrión tocó su música, que transcurrió desde ritmos tranquilos, hasta más movidos con los que hicieron vibrar a los melómanos, todos acompañados con juegos de luces.

Previo a esto, en el Kinetic Field se presentó uno de los más esperados del momento: Marshmello, productor estadunidense quien siempre alegra a su público utilizando una máscara en forma de malvabisco.

En este regreso a la capital mexicana, triunfó con lo mejor de su repertorio, en el que incluyó sonidos dance y future bass, con animaciones en pantallas, que fueron recibidas por aplausos y gritos de su séquito, quien no dejaba de bailar.

“Levanten sus brazos y hagan mucho ruido”, pidió antes de hacer sonar temas como “Feel so close”, “Sweet nothing”, “This is what you came for”, todas originales de Calvin Harris, pero también sonó el ritmo de “Suavemente”, de Elvis Crespo.

Mientras sucedía esto, el trío británico Above & Beyond demostraba su talento y puso a bailar a su gente, con una velada llena de pirotecnia.

Fueron más de 80 tornamesistas los que se presentaron este segundo día a lo largo de ocho escenarios, como por ejemplo Deorro, quien terminó el “show” con su éxito “Five more hours”.

Asimismo, estuvo John O'Callaghan, Paul Woolford, Lemarroy, Slander, Dillon Franci, Flosstradamus, Goldfish, Rezz, Blackgummy, Headhunterz, por mencionar algunas.

El único escenario techado fue el Neon Garden, que tenía una carpa al estilo de circo, rodeado de juegos mecánicos y de azar, así como áreas de descanso y áreas de comida.