Luces neón iluminaron el Autódromo Hermanos Rodríguez en la noche de la celebración del festival EDC México 2018, que reunió a jóvenes vestidos con atuendos floreados, brillantes y shorts.

Durante este segundo día de actividades, en el que han tocado: Slander, Billy Kenny, Parker, Fisher, Melé continúa la diversión entre la gente, tanto en los diferentes escenarios, como en las alturas, dentro de algún juego mecánico como La Torre o la rueda de la fortuna.

En este lugar, de aventura sonora, los asistentes reafirman el espíritu de unión por el amor a la música y al arte, en el que todo tipo de público son bienvenidos, ya que no sólo suenan ritmos electrónicos, sino que también hay espacio para el reggaetón y la quebradita.

Cada área dentro de esta reunión masiva representa una distintiva unión entre la tecnología y naturaleza, pues en algunos lugares, el fuego comanda, en otros, los elementos del aire y agua proveen inspiración.

Los visitantes al EDC tienen la oportunidad de seguir un camino que los guía a un jardín de un inmenso y majestuoso campo, pueden encontrar paz en varios espacios, mientras se mueven al ritmo de un beat universal, deambulan y exploran este fantástico paisaje.

En el lugar destacan estructuras de madera, tridimensionales, coloridas, con ambientes que brillan en la oscuridad con flora y fauna incrustada de luces LED.

Los artistas emblemáticos y sus vestuarios únicos se pasean por todos los terrenos del festival para encantar con su magia durante todo el fin de semana, estos artistas se transforman con vestuarios diseñados exclusivamente para Insomniac.

Estos fenómenos son un ensamble de bailarines, acróbatas, personajes en zancos, aereolistas, cirqueros y otros personajes extravagantes que "empujan" los límites de la imaginación.