Emisoras de Guatemala lanzarán en marzo próximo la radionovela "Toma mi mano", con una producción internacional sobre temas como derechos humanos, prevención de la violencia, empoderamiento de la mujer y protección del medio ambiente.

La iniciativa es apoyada por el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) y Plan International, el gobierno guatemalteco y empresas privadas, producida por Population Media Center (PMC), una organización internacional sin fines de lucro y dedicada a entretenimiento y educación.

Según los representantes de PMC, en los últimos 20 años la programación de entretenimiento que difunden ha “impactado positivamente” a más de 500 millones de personas en unos 50 países.

El programa, que abrirá transmisiones el 5 de marzo y estará al aire durante 18 meses, consta de 156 episodios de 15 minutos cada uno.

La serie, que desarrollará cuatro historias sobre temas sociales, se difundirá cuatro veces por semana en 50 estaciones de radio a nivel nacional.

En Guatemala se realizará la "prueba piloto" de la radionovela, cuya experiencia podría ampliarse al resto de Centroamérica.

El objetivo del programa, que “retoma la cultura” de la radionovela, “es hacer conciencia sobre problemas sociales y generar un cambio positivo a través del entretenimiento”, dijo a Notimex, la gerente del proyecto de PMC en Guatemala, Wendy Stein.

Indicó que la radionovela cuenta con la participación, entre otros profesionales de los medios, de guionistas y productores de la radio y televisión privada de México.

Destacó que con el apoyo de las entidades internacionales y la alianza con una empresa de publicidad de Nueva York especializada se producirá un programa de radio que “ayudará a mejorar la vida de personas y comunidades”.

Organizaciones como Unicef y Plan International supervisarán los contenidos para asegurar que la información transmitida en la serie “Toma mi mano” sea verídica y fundamentada, indicó la ejecutiva.

Señaló que antes de la incursión para el nuevo programa se hizo un estudio de mercado, el cual estableció que la población, especialmente del interior, aún sigue la radio, pero no acostumbra las radionovelas. Promover esa cultura, es el reto, dijo.