Sebastián Ezequiel Coronado Rivera, alumno del Instituto Politécnico Nacional (IPN), desarrolló una aplicación móvil en sistema Android para la empresa francesa Plastic Omnium, que estima la producción de gases NOx emitidos por vehículos diésel, de acuerdo con los estándares de contaminación europeos.

El estudiante de la Unidad Profesional Interdisciplinaria en Ingeniería y Tecnologías Avanzadas (UPIITA), explicó que el término NOx se refiere a la combinación de gases compuestos por óxido nítrico (NO) y dióxido de nitrógeno (NO2).

El joven comentó que lo anterior surge porque la industria automotriz ha tenido que sujetarse a la implementación de nuevas políticas ambientales, con la intención de reducir la contaminación, lo cual ha obligado a los fabricantes de carros pesados y livianos a crear automotores diésel con emisiones de escape restringidas en todo el mundo.

Para dar solución a este problema que se registra en Europa, el politécnico creo esta aplicación móvil NOx Tracker, la cual realiza un monitoreo del desempeño de los automotores con sistema de Reducción Catalítica Selectiva (SCR, por sus siglas en inglés) y genera un registro mediante la comparación entre lo producido y lo estimado de gases.

Para llevar a cabo el proyecto, el ingeniero en mecatrónica cursó una pasantía de seis meses en el centro de investigación y desarrollo de Plastic Omnium, en Compiegne, Francia, empresa especializada en el diseño y realización de piezas de plástico por inyección, por lo que tuvo la oportunidad de trabajar en el proyecto desde las raíces, el cual está dividido en tres etapas para cuatro años.

“Mi primera misión fue proponer soluciones diferentes. Para alcanzar este objetivo tuve que familiarizarme con los sistemas que manufactura actualmente Plastic Omnium y hacer un punto de referencia de las medidas existentes, las cuales me ayudaron a comprender mejor el mercado”, informó.

Coronado Rivera dijo que el año pasado, la primera fase consistió en la creación de la app, para la verificación y detección de los gases. En la segunda, que inicia en este año, se hará la conexión de un módulo al carro para que la información sea comparada con la etapa anterior y transmitir datos en tiempo real.

Indicó que para los próximos dos años, se integrará e implementará un procedimiento embebido a la computadora central del auto, de tal manera que se conecte con la aplicación móvil para llevar a cabo un monitoreo total de los sistemas en tiempo real en una flota de carros.

Apuntó que el desarrollo propuesto proveerá a futuro datos útiles acerca de los sistemas evaluados que permitirán que los equipos puedan trabajar con una visión global, tener una mayor comprensión, facilitar la administración de recursos, promover el análisis de datos e impulsar la creación de subproductos o servicios.

En la app se implementó un algoritmo para la producción de NOx basado en ecuaciones de la base de datos COPERT IV, proporcionada por la Agencia Europea de Medio Ambiente (AEMA), puntualizó.

“También utiliza un sistema que monitorea la velocidad promedio y accede a datos de los sensores del teléfono inteligente, como la velocidad y la altitud, con la finalidad de calcular y visualizar la estimación total de la producción de gases NOx”, concluyó.