Las universidades Nacional Autónoma de México (UNAM) y Estatal de California en Northridge (CSUN, por sus siglas en inglés) desarrollan un nuevo Geoportal de la Frontera México-Estados Unidos, cuyo propósito es analizar el desarrollo social y económico sustentable de la frontera norte.

En un comunicado, la UNAM señaló que se integrarán datos geográficos y estadísticos de temas relevantes como agua, salud, seguridad pública, energía, transporte y migraciones, entre otros.

Para ello, la Universidad Nacional, a través del Instituto de Geografía y la CSUN, mediante el Center for Geographical Studies (CGS), suscribieron un convenio de cooperación académica para instalar ese portal, que propiciará trabajos geográficos conjuntos.

“Tenemos relación desde 2014 con la Universidad Estatal de California campus Northridge, específicamente con el Center for Geographical Studies, que es parecido al Instituto de Geografía”, explicó Luis Chías Becerril.

El responsable científico del proyecto por parte de la UNAM y coordinador del grupo de Geotecnología en Infraestructura, Transporte y Sustentabilidad (GITS) del Instituto de Geografía indicó que se encontraron temas de interés común y se comenzó a intercambiar conocimiento.

De parte de la institución californiana, la responsable es Danielle Bram, directora del CGS, quien planteó que con las dos sedes, los grupos de trabajo en ambos países estarán en sintonía en investigaciones sobre agua, cambio climático y desarrollo sustentable, entre otros temas.

Destacó que en el proyecto participarán nueve investigadores de la UNAM y 10 de la CSUN y se utilizarán sistemas de información geográfica, es decir, sistemas de cómputo de alta capacidad con personal especializado, gran cantidad de datos para hacer cartografía y análisis espaciales, así como un software libre, desarrollado en el Instituto de Geografía, especificó.

“Seremos un grupo poderoso desde el punto de vista científico para manejar espacial y temporalmente cómo se dan los problemas en la frontera, como el del agua, y cómo solucionarlos”, sostuvo.

Dio a conocer que también se usarán drones para estudios de detalle en sitios de difícil acceso, y una antena de reciente adquisición en el Instituto de Geografía, con la que los expertos reciben imágenes satelitales.