Samsung presentó su nuevo Galaxy S9 en el Mobile World Congress, cuya cámara es el gran diferenciador de su antecesor, ya que no sólo incorpora dos lentes en la parte trasera, sino que también permite la creación de emojis con movimiento y captar videos en cámara super lenta.

Y es que el teléfono insignia de la empresa surcoreana vuelve a este evento de Barcelona, ahora con la versión plus, que cuenta con dos cámaras de 12 megapixeles al frente y una apertura focal de f/1.5 y f/2.4, lo cual permite captar mejores imágenes en condiciones de poca luz, además de crear fondos difuminados y grabar en cámara super lenta videos de hasta 960 fps.

De igual manera, la tecnología AR Emoji crea emojis personalizados y con movimiento, con lo cual el usuario puede hacer de sí mismo una figura animada y compartirla con sus amigos, similar al animoji de IPhone.

Con el nuevo smartphone de la surcoreana también se puede regular la apertura del lente a la hora de tomar una fotografía, mientras que el lector de huellas digitales ahora está debajo de su cámara principal.

La pantalla siguió con un diseño infinity display, cuya apariencia permite disimular aún más los bordes, cuyo tamaño para el S9+ es de 6.2 pulgadas, con una memoria RAM de 4 GB, capacidad de almacenamiento de hasta 256 GB, una batería de tres mil 500 mAh con carga rápida e inalámbrica, dos cámaras delanteras de 12 megapixeles y una delantera de ocho megapixeles.

Mientras que el S9 normal tiene una pantalla de 5.8 pulgadas, con una memoria RAM de 4 GB, capacidad de almacenamiento de hasta 256 GB, una batería de tres mil mAh con carga rápida e inalámbrica, cuya diferencia con el plus además del tamaño es que solo cuenta con una cámara trasera de 12 megapixeles y una frontal de ocho megapixeles.

Ambas versiones del equipo tienen acabados de vidrio y metal en los bordes, los cuales estarán disponibles en cuatro colores: coral blue, lilac purple, negro y gris.

Asimismo, Samsung modificó su DeX Station, al cambiar el soporte para conectar el teléfono de forma vertical, a fin de permitir usar la pantalla táctil como “touchpad” y evitar el uso del ratón u otros accesorios.