Por operar de manera ilegal, un Centro de Almacenamiento y Transformación (CAT) de Materias Primas y Productos Forestales del Estado de México fue clausurado de manera total temporal.

La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) también aseguró un total de 735.286 metros cúbicos de madera aserrada de diversas especies encontradas en sus instalaciones, en el municipio de Lerma, Estado de México.

Personal de la dependencia ejecutó una visita de inspección a la “Maderería Pisos San José”, donde solicitó al inspeccionado el Aviso de Funcionamiento del CAT autorizado por la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), mismo que no fue exhibido.

Tampoco presentó la documentación correspondiente sobre la legal procedencia de las materias primas forestales inventariadas en el lugar, por lo que se procedió al aseguramiento precautorio de un total de 735.286 metros cúbicos de madera aserrada de los géneros Pino, Fresno, Encino, Oyamel, Nogal y Tzalam.

Por lo anterior y con fundamento en lo señalado en el artículo 161, fracción II, de la Ley General de Desarrollo Forestal Sustentable (LGDFS), se procedió a la Clausura Total Temporal de las instalaciones.

Además, el no contar con los avisos de Funcionamiento ante la Semarnat, está considerado como infracción en el artículo 163, fracciones XII y XIII, de la LGDFS, por lo que las conductas son sancionadas con multa equivalente de 100 a 20 mil Unidades de Medida y Actualización vigentes.

El aprovechamiento ilícito de las materias primas forestales genera daños a los bosques de la región en el Estado de México y representa una competencia desleal para aquellos empresarios que sí cumplen con la legislación ambiental federal.