Las exportaciones colombianas agropecuarias, agroindustriales e industriales, es decir, las no minero energéticas, crecieron 5.3 por ciento en el 2017 en comparación con el cierre del 2016, informó el Ministerio de Comercio Exterior.

Las ventas externas de este tipo de bienes alcanzaron el año pasado los 14 mil 942 millones de dólares, frente a los 14 mil 192 millones de dólares obtenidos en el 2016, según las estadísticas oficiales.

“El crecimiento que han tenido las exportaciones no minero energéticas -que hoy representan el 40 por ciento de la oferta total-, son un indicador del avance que ha tenido el país en su diversificación”, explicó la ministra de Comercio Exterior, María Lorena Gutiérrez.

Colombia, dijo la ministra, sigue “trabajando en nuestra política y continuamos explorando oportunidades para nuestros productos en diferentes mercados del mundo”.

Comentó que dentro de las exportaciones no mineras, los bienes que más crecieron en 2017 fueron los agroindustriales, con un alza de 15 por ciento en comparación con 2016. Estas ventas pasaron de mil 667 millones de dólares a mil 917 millones de dólares.

Bienes como productos lácteos registraron un crecimiento del 274.6 por ciento, para animales (20 por ciento), cereales y preparados de cereales (18.3 por ciento), bebidas (10.7 por ciento) y productos y preparados comestibles (8.9 por ciento), todos ellos “impulsaron los despachos al exterior de bienes agroindustriales”.

Los productos agropecuarios registraron en 2017 ventas al exterior por cinco mil 401 millones de dólares, un crecimiento del 5.2 por ciento, que fue impulsado principalmente por productos como la carne y los preparados (96 por ciento), semillas y oleaginosas (190 por ciento), tabaco y sus productos (32 por ciento) y legumbres y frutas (5.2 por ciento).

El grupo de productos industriales creció 3.1 por ciento, al pasar de siete mil 392 millones de dólares en 2016 a siete mil 624 millones en 2017.

Manufacturas de corcho y madera (67.9 por ciento), otros equipos de transporte (63.2 por ciento), máquinas para trabajar metales (40.8 por ciento), calzado (19.1 por ciento), productos químicos orgánicos (15.8 por ciento), y plásticos en formas (11.2 por ciento), entre otros, ayudaron a impulsar esta clase de exportaciones.

Anoto que el 85 por ciento de las exportaciones no minero energético se dirigió a países con los cuales Colombia tiene acuerdos comerciales vigentes. Los despachos a esos países sumaron 12.680,2 millones de dólares en 2017 y tuvieron un crecimiento del 5.2 por ciento con relación al 2016.

A Estados Unidos se exportaron más de 4.0 mil millones de dólares en bienes no mineros energéticos, que representan un aumento del 5.1 por ciento con respecto a 2016.

Los despachos no mineros a la Comunidad Andina de naciones (CAN) sumaron dos mil 444.3 millones de dólares, crecieron 12.1 por ciento, mientras que a la Unión Europea se vendieron dos mil 2.417 millones de dólares, un incremento del 4.0 por ciento.

Al Mercosur, por su parte, se exportaron en 2017 productos no minero energéticos por 913.3 millones de dólares, 18.4 por ciento más que en 2016, mientras que a México se despacharon 879.2 millones, con un crecimiento de 1.8 por ciento. Con todos estos mercados Colombia tiene Tratados de Libre Comercio.