Una delegación de alto nivel de Corea del Norte llegó al Sur este domingo para asistir a la ceremonia de clausura de los Juegos Olímpicos de Invierno de PyeongChang, informaron fuentes oficiales.

Kim Yong-chol, jefe del Departamento del Frente Unido del gubernamental Partido de los Trabajadores de Corea del Norte, llegó a las 9:53 hora local, a un puesto de control en Paju, al sur de la frontera intercoreana, a través de una ruta terrestre, liderando una delegación de ocho miembros para realizar un viaje de tres días a Corea del Sur, destacó la agencia Yonhap.

Kim, de 72 años de edad, se encuentra en el centro de una controversia, ya que es sospechoso de haber dirigido el hundimiento del buque de guerra surcoreano Cheonan en marzo de 2010. El ataque naval dejó 46 marineros surcoreanos muertos.

En tanto un grupo de legisladores y las familias de las víctimas del hundimiento celebraron una manifestación para obstruir su visita al Sur en la ruta a la Oficina de Aduanas, Inmigración y Cuarentena en Paju.

La reciente reconciliación entre las dos Coreas, impulsada por las olimpiadas, se produjo tras las tensiones que fueron intensificadas el año pasado por las pruebas nucleares y de misiles de Corea del Norte.

Con anterioridad, Corea del Norte despachó una delegación de alto nivel, que incluía a Kim Yong-nam, jefe de Estado ceremonial, y Kim Yo-jong, la hermana menor del líder norcoreano, Kim Jong-un, para asistir a la ceremonia de apertura de las Olimpiadas de PyeongChang.

Kim Yo-jong entregó al presidente surcoreano, Moon Jae-in, una carta de su hermano que tenía una invitación del líder norcoreano a su homólogo surcoreano para visitar Pyongyang lo más pronto posible.