La cantante de bolero y balada, Francisca Viveros Barradas, conocida como "Paquita la del barrio", triunfó la noche de este sábado en el Teatro Metropolitan en un viaje musical a sus inicios y una aventura por ritmos tropicales y vernáculos, que pusieron a cantar a los asistentes que abarrotaron el Foro de la calle de Independencia.

El público entró desde las 17:00 horas al foro, mientras que los medios de comunicación ingresaron a las 20:00 horas, minutos antes de que la intérprete arribara a su cita con sus fieles seguidores, quienes formaron un coro monumental, entrega que premio la cantante con el anuncio de una nueva fecha para el 19 de marzo.

El éxito contestatario al abuso de los hombres, su mayor sustento de popularidad, fue replicado por las féminas que no dejaron de gritar su nombre y de cantar temas como "Rata de dos patas", "Tres veces te engañé", "Me saludas a la tuya", "Cheque en blanco", "Que me perdone tu perro", "Pobre pistolita", "Si yo fuera varón", "Invítame a pecar", "Taco placero" y "Las mujeres mandan".

Paquita se hizo acompañar musicalmente por el dudoso grupo Las Joyas de la Sonora Santanera, por un mariachi y una Banda sinaloense, con los que recordó emblemáticos temas tradicionales como "Solamente una vez", "Veracruz", canciones que ella misma reconoció tenía mucho tiempo de no interpretar.

Paquita la del Barrio, presumió la gran amistad que llevó con exponentes fallecidos con los que guardó una gran amistad, como Jenni Rivera y Juan Gabriel, al mostrar unos vídeos que se tomó con ambos en los mejores momentos de sus vidas; lo mismo presumió un video acompañada del "Charro de Huentitán", Vicente Fernández.

Así como sacó el orgullo de tener amigos como esos, Paquita también hizo gala de honestidad al reconocer que en sus presentaciones en España, no le fue tan bien, porque el público no respondió a algunos de sus temas, como suele suceder en México: "Recuerdo que en uno de mis conciertos en España canté un tema que aborda la preferencia sexual de un hombre por otro y la gente no respondió, no se porque, pero no reaccionó".

Paquita también hizo gala del manejo de las emociones del público al arrancar ovaciones cada vez que hablaba de la supremacía de las mujeres y de los abusos de los hombres, especialmente con sus ademanes y movimientos, celebrados a cada momento por sus fans, que no dejaron de grabar con sus celulares esos instantes con Paquita en el escenario.