Los magistrados electorales Felipe de la Mata Pizaña y Reyes Rodríguez Mondragón aseguraron que la transparencia es fundamental para que las decisiones que tomen los organismos electorales del país sean aceptadas por la ciudadanía.

Al ofrecer de manera conjunta la conferencia magistral “Justicia abierta” en la Universidad Autónoma de Yucatán, los magistrados sostuvieron que uno de los objetivos que se deben perseguir es incrementar la confianza y construir una cultura de la legalidad.

“Un fin de largo plazo, que no se construye de la noche a la mañana, está en incrementar nuestra confianza y construir una cultura legal para la democracia que queremos y de esa somos corresponsables todos”, afirmó Rodríguez Mondragón.

Durante su intervención, el magistrado añadió que México está arriba del promedio del nivel de confianza que tienen los tribunales electorales en América Latina.

Sin embargo, aún hay muchas cosas qué hacer y construir día a día para reducir esa brecha de confianza pública y de legitimación, dijo.

“Quién duda hoy en día que México necesita cuidar de sus instituciones democráticas, y que la sociedad exige el fortalecer la democracia que nos ha costado construir varias décadas”, expuso.

Agregó que otro objetivo es que una vez teniendo un piso institucional fuerte la justicia abierta como el gobierno abierto contribuyan a mejorar las condiciones de igualdad, de equidad y desarrollo económico y de desarrollo social.

En tanto, el magistrado de la Mata Pizaña dijo que la única forma como se conseguirá que las decisiones sean aceptadas "va a ser primero si son entendidas y si son entendidas implica justo que sean conocidas”.

“En materia electoral todo es importante, todo se tiene que transparentar, todo se tiene que discutir”, aseveró y añadió que en materia electoral no cree que haya un tema que no sea relevante, ya que inclusive las credenciales para votar se vuelven un instrumento fundamental para la vida de las personas.

“Todos los temas en materia electoral tienen que ser discutidos, transparentados, vamos, deben seguir las fórmulas de escrutinio público extraordinario, tiene que hacerse así”, sostuvo.

Lo anterior porque pareciera que hay como una especie de conflicto entre la actividad de los jueces y la posibilidad de transparencia máxima y la necesidad de publicidad absoluta. "Debe haber una formula en la cual el ciudadano no solamente supervise cómo se gasta”, señaló.