Recursos del Banco de Desarrollo de América del Norte (NadBank, por sus siglas en inglés) contribuirán a desarrollar un proyecto para retener aguas de lluvia en la calle 5 de febrero, lo que evitará inundaciones en esta ciudad.

En entrevista, el alcalde Cuauhtémoc Galindo Delgado precisó que los recursos de la institución bancaria serán por 60 mil dólares, no reembolsables, y se prevé terminar la obra en agosto próximo.

Destacó que el plan se llama "Biorretención urbana para protección de arroyos", el cual es uno de los cuatro programas que dicha institución financia en la frontera de ambos Nogales, tres en el lado de Arizona y uno en Sonora.

Mientras, la directora del Instituto Municipal de Investigación y Planeación, María de los Ángeles Rodríguez, destacó que el objetivo de esta inversión es retener basura y sedimentos de origen urbano antes de que lleguen a la calle 5 de Febrero.

Dichas labores e infraestructura se realizarán, indicó, al ubicar biofiltros en las bocatormentas, además de realizar una extensiva limpieza ribereña y una campaña de concientización a la ciudadanía para que no tire desechos sólidos.

Enfaizó que los trabajos se espera queden terminados en seis meses, lo que permitirá estar en condiciones de controlar las avenidas de agua pluvial de la temporada.