El presidente de la Asociación de Zoológicos, Criaderos y Acuarios de México (AZCARM), Ernesto Zazueta, afirmó que en el manejo de especies se debe priorizar el bienestar de los animales.

Al referirse a la petición de trasladar a la osa polar "Yupik" del zoológico "Benito Juárez" de Morelia a Reino Unido, señaló que en estos casos es necesario determinar el estado de salud del animal y el riesgo que correría en el traslado, además de establecer el sentido de reubicarlo.

“No hay un sentido de mover ese animal si no se justifica, para qué van a llevarlo con cuatro machos, ¿reproducción? No va a haber; no hay un programa de conservación, de investigación, qué le van a investigar”, declaró en entrevista telefónica con Notimex.

Zazueta puntualizó que legalmente existen restricciones para que el animal salga del país, por lo que recomendó apegarse a los reglamentos establecidos para el manejo de especies.

“La ley (General de Vida Silvestre) es muy clara, al oso polar lo tienen catalogado como mamífero marino y el artículo 55 Bis dice que ningún ejemplar de mamífero marino podrá ser ni importado ni exportado”, expresó.

Resaltó que al ser un animal geriátrico sería “riesgoso” moverlo a otro lugar como se pretendía con el zoológico Yorkshire Wildlife Park, en Inglaterra, además que no existe un proyecto de conservación.

“Es muy riesgoso moverlo, manipularlo. Los invito al zoológico de Morelia para que lo conozcan, es una especie muy atractiva para los niños. Los zoológicos hacen muchas cosas por los animales, no están como de repente salen los comentarios negativos”, comentó.

"Yupik" pertenece al zoológico de Morelia, por lo que ellos deciden sobre el animal. La osa tiene 26 años, edad superior al promedio de su especie que es de 18 años.

“Este animal, aproximadamente hace 25 años, fue rescatado en Alaska, en una cueva y buscaron dónde alojarlo. El zoológico de Morelia cumplió con lo que ellos querían y fue trasladado para acá, tenía tres meses”, apuntó.

El director de AZCARM destacó que el cuidado que tiene la osa polar es el adecuado, por lo que consideró injustificable la petición de traslado.

“Toda la academia, los veterinarios, los gremios están realmente ofendidos de pensar de por qué se van a llevar ese animal si siempre ha estado muy bien atendido, aparte tiene las condiciones", insistió.

"Si viéramos que el animal estuviera en mal estado, que no está en las condiciones que debe, pues empezaríamos a pensarlo”, dijo.

Zazueta expresó que los animales en zoológicos son embajadores de su especie, y sirven para que los especialistas puedan aprender y se difunda la cultura del cuidado del medio ambiente.

Resaltó que en estos espacios en México reciben al año a 30 millones de visitantes, entre ellos tres millones de niños de excursiones escolares.