Un total de 105 estudiantes de un internado para chicas están en calidad de desaparecidas tras un ataque de Boko Haram en Dapchi, noreste de Nigeria, que el presidente Muhammadu Buhari tildó de "desastre nacional".

"Después de que nos engañaran, las autoridades, que primero negaron el secuestro, antes de hacernos creer que habían encontrado a nuestras hijas, hemos decidido trabajar juntos para su liberación", explicó Bashir Manzo.

Los padres de las niñas recién secuestradas en el noreste de Nigeria planean unirse al movimiento Bring Back Our Girls, informó Manzo, líder de la comunidad.

El grupo terrorista Boko Haram secuestró a decenas de niñas, la mayoría de ellas adolescentes, el lunes en una escuela de la localidad de Dapchi, en el estado de Yobe, en un caso que al principio las autoridades trataron de minimizar pero en las últimas horas se ha profundizado.

Sería el secuestro masivo más grande desde que Boko Haram secuestró a más de 270 niñas de la escuela de la ciudad de Chibok, en el noreste del país, en 2014, lo que provocó una ola de condena y movilización a nivel internacional bajo el lema #BringBackOurGirls.

Al menos 90 alumnas de una escuela de la localidad de Dapchi fueron secuestradas, de acuerdo con las primeras informaciones. Sus padres han asegurado que han establecido un comité en la localidad, que se encuentra a unos 100 kilómetros de la capital del estado, Damaturu.

"Hemos recogido 105 nombres de niñas desaparecidas que pretendemos darle al movimiento 'Bring Back Our Girls' en Abuya", señaló el presidente del comité, Bashir Alhaji Manzo, cuya hija está desaparecida. El grupo presentará su caso al presidente Muhamadu Buhari.

El presidente de Nigeria, Muhammadu Buhari, ha prometido a las familias de las niñas desaparecidas que las encontrarán y que sus atacantes serán llevados ante la justicia.

Buhari calificó la situación como un "desastre nacional" y dijo que se habían desplegado más tropas y aviones de vigilancia para buscar en todo el territorio la cantidad desconocida de estudiantes desaparecidos.

"Lamentamos que haya sucedido, compartimos su dolor. Permítanme asegurarles que nuestras valientes fuerzas armadas localizarán y devolverán de manera segura a todas las niñas desaparecidas", dijo Buhari en una declaración en Twitter.

Las chicas han estado desaparecidas desde que presuntos militantes de Boko Haram allanaron el Colegio Técnico de Ciencia de Niñas del Gobierno en Dapchi, Yobe, el lunes por la noche.

Boko Haram quiere formar un estado que se adhiera a la interpretación estricta de la ley islámica. Su nombre se traduce a algo parecido a "La educación occidental está prohibida", en el idioma hausa, ampliamente hablado en el noreste de Nigeria.

El grupo terrorista ha matado a más de 20 mil personas y ha obligado a más de dos millones a huir del país desde que comenzó su insurgencia en 2009.

Buhari ha pedido perdón a las familias por el secuestro de las niñas. "Pedimos perdón por lo que pasó; compartimos vuestro dolor", aseguró el presidente nigeriano.