El actor Rafael Inclán reconoció que las cuatro funciones que ofreció con el musical de "Aventurera" le afectaron seriamente los músculos que rodean la prótesis de cadera, que recientemente se le implantó en una cirugía, por el intenso movimiento que realizó en el escenario.

En entrevista con Notimex, aceptó que su negligencia y osadía lo llevó a pagar las consecuencias de sentir intensos dolores musculares durante el día y la noche.

"Fui un inconsciente porque me faltaban dos semanas para terminar con mi recuperación al cien por ciento, porque los músculos tenían que reafirmarse para soportar el peso en la prótesis, la cual está perfectamente sellada al hueso, sin embargo tengo inflamados los músculos".

"El Rengo", como se le conoce en el musical "Aventurera" y ahora aspirante a la secretaría general de la Asociación Nacional de Actores (ANDA), dijo que sus síntomas son debilidad al dar el paso y por consiguiente un apoyo más férreo en el bastón, que le provoca cansancio muscular en extremidades superiores.

"Fueron cuatro funciones exitosas, pero tengo inflamadas las articulaciones, pero la verdad no he podido reposar con lo de la campaña sindical y con el ensayo de otra obra -Quikus emperadore, una sátira política de Carlos Pascual que empezamos en abril, claro sin dejar mis terapias de rehabilitación y juro que me voy a querer un poco más para obligarme a descansar".

Rafael Inclán buscará fortalecer la ANDA y mejorar las condiciones de trabajo y contractuales de las actrices y actores, al contender en la plantilla Blanco Dorado por el cargo de secretario general para la nueva administración del gremio sindical.