El Consejo Nacional Electoral (CNE) de Venezuela descartó hoy adelantar las elecciones legislativas de 2020 para juntarlas con las presidenciales del 22 de abril próximo, al argumentar que serían unos comicios más complejos.

La presidenta del CNE, Tibisay Lucena, dijo que no es posible realizar unas megaelecciones, a las que se sumarían las de los consejos regionales y locales, debido a que las presidenciales ya están adelantadas.

“No estamos preparados ahora para hacer una elección conjunta", afirmó la presidenta del CNE, Tibisay Lucena, en una rueda de prensa, tras reunirse con la jefa de la Asamblea Constituyente, Delcy Rodríguez, con quien abordó detalles del proceso electoral.

El presidente venezolano Nicolás Maduro, quien buscará su reelección en el cargo, planteó esta semana a la Constituyente que adelante las elecciones legislativas de 2020 para juntarlas con las presidenciales y las de los consejos regionales y municipales.

La Asamblea Nacional (Congreso) acusó a Maduro de pretender darle un "golpe" al Poder Legislativo, pues la elección se adelantaría cuando la legislatura cumplirá en junio próximo la mitad del mandato de cinco años.

"El CNE tiene un cronograma muy avanzado. No estamos ahora preparados para hacer conjunta una elección presidencial con otras elecciones que son técnicamente más complejas. (Sin embargo) vamos a evaluar las posibilidades técnicas de fechas posteriores para la realización elecciones parlamentarias, de consejos legislativos y concejos municipales", señaló Lucena.

La posición del CNE ratifica que el 22 de abril habrá solo presidenciales y Lucena adelantó que el órgano electoral examinará una fecha para fijar las legislativas.

Maduro podría contender solo en las presidenciales, después que el único opositor con aspiraciones de presentar su nominación, Henri Falcón, denunció que el gobierno estaba "dinamitando" la vía electoral al pretender juntas las legislativas con las presidenciales.

La alianza opositora Mesa de Unidad Democrática (MUD) declinó participar en las presidenciales, alegando que el CNE no ofreció garantías.