En el caso de la menor Odalys Álvarez Mendoza, quien resultó lesionada en el accidente de un helicóptero en Oaxaca, el principal reto es evitar una infección debido a que tiene múltiples heridas, algunas de ellas muy profundas, reportaron médicos del Hospital Infantil de México "Federico Gómez".

En conferencia de prensa, el director médico de este nosocomio, Jaime Nieto Zermeño, explicó que hasta ahora el pronóstico de la menor es favorable y se espera que en algunos meses esté recuperada.

No obstante, comentó que la aparición de una infección podría retrasar el tratamiento, incluso complicar la situación. Detalló que la lesión con mayor riesgo de infección es la de la pierna derecha, ya que presenta daño en 80 por ciento de la pantorrilla.

Mencionó que a la paciente se le están haciendo lavados en la herida y pequeñas cirugías para cubrir la lesión con lo poco de tejido y músculo que tiene en la pantorrilla, para posteriormente intentar un injerto de piel y disminuir el daño.

“Consiste en cubrir parte de las lesiones expuestas para reconstruir y recuperar la mayor función posible del pie, se prevén varias cirugías y se estima que su marcha observe alguna deficiencia", detalló.

En ese sentido, señaló que las prioridades médicas son conservar la vida, la función y la estética, "en ese orden”. Agregó que ya fue intervenida quirúrgicamente para retirar las partes del músculo y la piel con necrosis y cerrar en lo posible con sutura la herida. 

De igual forma, indicó que en el futuro se podría realizar una cirugía en el rostro de la niña que tiene una lesión en el hueso malar (parte externa del ojo).

La menor fue ingresada al hospital el 21 de febrero y aunque está fuera de peligro no es posible dar una fecha en que pueda ser dada de alta.