Fibra Uno informó que durante el cuarto trimestre de 2017 sus ingresos totales incrementaron 10.5 por ciento, equivalente a 371.9 millones de pesos, en comparación con el mismo periodo del año previo.

El Fideicomiso de Inversión en Bienes Raíces en México señaló que el área bruta rentable creció 1.07 millones de metros cuadrados respecto a 2016, al alcanzar los 8.45 millones de metros cuadrados, con una ocupación total consolidada de 94.3 por ciento, arriba de la media del mercado en los tres sectores.

De acuerdo con sus resultados financieros del cuarto trimestre de 2017 y anuales, dados a conocer por medio de un comunicado, al cierre de ese año el sector comercial reportó mil 862.7 millones de pesos, oficinas por 552.0 millones de pesos y el industrial 836.3 millones de pesos.

“El cuarto trimestre de 2017 fue uno de los más activos en la historia de FUNO; el 5 de octubre realizamos nuestra quinta oferta pública por 12 mil 802 millones de pesos a través de la emisión de 420 millones de CBFIs, tanto en el mercado local como en los mercados internacionales, lo cual habla de la confianza que los mercados tienen en la visión de largo plazo de nuestra compañía”, indicó Gonzalo Robina.

El director general adjunto del fideicomiso detalló que durante el año pasado se emitió un total de siete mil 100 millones de pesos en dos bonos denominados en moneda nacional, una emisión a 10 años en tasa fija por mil millones de pesos con un cupón de 9.2 por ciento y una emisión a cinco años en tasa flotante por seis mil 100 millones de pesos.

Agregó que en el frente de adquisiciones se concluyeron operaciones por 18.8 mil millones de pesos. Se cerró la adquisición de La Teja, la porción restante en desarrollo del portafolio Frimax, así como la de 13 propiedades del portafolio Turbo y el portafolio Apolo II compuesto por 16 propiedades.

El directivo expuso que la estrategia de FUNO consiste en mantener alrededor de 10 por ciento de los activos en desarrollo, lo que permite mantener un portafolio de propiedades jóvenes, satisfacer las necesidades de crecimiento de sus clientes y obtener mayores rendimientos sobre inversión para sus inversionistas.

"México es un gran destino de inversión, en especial en el sector inmobiliario. Las transacciones que realizamos durante el último trimestre del año pasado solidifican el balance, y al día de hoy contamos con sólidas métricas crediticias para aprovechar las oportunidades de crecimiento en el mercado más atractivo para la inversión: México", finalizó.