La Universidad de Salamanca tiene una destacada presencia en la 39 edición de la Feria Internacional del Libro en el Palacio de Minería (FILPM), que se realiza del 22 de febrero al 5 de marzo, en el amplio espacio que ocupa la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

A través de un comunicado, Ediciones Universidad de Salamanca informó este día que ofrece una selección de su acervo bibliográfico, por lo que diversos títulos de la editorial universitaria más antigua de España ya pueden ser consultados en la sede de la feria.

La dependencia universitaria destacó que los libros se pueden consultar o comprar, como es el caso de las obras de Unamuno, y numerosos autores más, y diversos textos sobre la propia universidad que en este 2018 celebra 800 años de existencia; Ediciones Universidad de Salamanca fue creada en 1943.

Sin embargo, añadió la misma fuente, su tradición como academia editora de importantes obras se remonta, al menos, a 1486, fecha en que publicó la “Primera Gramática del Español” de Antonio de Nebrija. En la actualidad, Ediciones Universidad de Salamanca publica manuales, obras de referencia y estudios monográficos.

Todo ello, de la pluma de autores de reconocido prestigio sobre diferentes materias, como historia, geografía, filología, jurisprudencia, y pedagogía. Además, es pionera en la impresión bajo demanda de títulos recuperados de su fondo antiguo. Asimismo, mantiene un firme compromiso con las nuevas formas digitales.

La Universidad de Salamanca llegó este año a la FILPM, la primera feria del libro en México, de acuerdo con su director, Fernando Macotela, quien refirió que fue en 1924 cuando el Palacio de Minería albergó por primera vez en el país, una feria del libro, con el propósito de fomentar la lectura.

Esta Feria del Libro y de las Artes Gráficas, impulsada por José Vasconcelos y realizada durante los primeros 15 días de noviembre de ese año, “fue una muestra palpable de los adelantos y evolución del arte tipográfico en México, ciudad privilegiada en el Nuevo Mundo que tuvo la fortuna de ser la primera que contó con una imprenta en el Continente Americano”.

“Varios miles de personas visitaron los patios y los corredores del Palacio de Minería… admirando toda clase de volúmenes y maquinaria que da vida a todo lo que de bello y atractivo tiene la exposición...”, publicó en sus páginas del 3 de noviembre de 1924 el diario El Universal.

Respecto a su sede, cabe señalar que el Palacio de Minería fue construido a fines del siglo XVIII por el escultor y arquitecto valenciano Manuel Tolsá para recibir el Real Seminario de Minas, que más tarde sería la Escuela de Ingenieros y actualmente alberga la División de Educación Continua de la Facultad de Ingeniería de la UNAM.