Margarita Luna Ramos, ministra de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, consideró que sería muy importante que se introdujera un capítulo sobre equidad y género en el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

En entrevista, la presidenta del Comité Interinstitucional de Igualdad de Género del Poder Judicial de la Federación dijo que la idea de que este tema fuera incluido en ese tratado comercial con los Estados Unidos y Canadá "sería algo maravilloso".

Se pronunció porque “a través de los compromisos internacionales, la igualdad de género se incluya en todos los ordenamientos que de alguna manera regulen la conducta humana”.

En ese sentido dijo que el TLCAN es un tratado internacional que de alguna manera pretende regular las relaciones comerciales entre los tres países, y el tener un capítulo de igualdad de género sería extraordinario como existe en otros muchos tratados internacionales.

Por otra parte, Luna Ramos planteó que ahora que se acerca la celebración del Día Internacional de la Mujer se debe reconocer que todavía falta camino por recorrer en esta materia, aunque se ha avanzado mucho.

Las divergencias entre hombres y mujeres surgen desde el hogar, por lo que “cuando en nuestro hogar entendamos que no existen diferencias de carácter intelectual, en ese momento vamos a poner la semilla para que empiece a cambiar culturalmente esto en todos lados”, sostuvo.

Sobre si una vez que deje vacante el lugar que ocupa como ministra en la SCJN este debe ser ocupado por una mujer, respondió: “no sólo mi lugar sino a mí me gustaría que muchas de las vacantes se llenaran con más mujeres porque hay muchas que se dedican a la impartición de justicia”.

Recordó que en los 200 años de la Suprema Corte de Justicia de la Nación sólo ha habido 11 mujeres ministras, lo que habla de la necesidad de avanzar más en este tema.

Sobre cuál es balance en la resolución de sentencias con perspectiva de género consideró que se ha avanzado mucho, “porque en todas las materias hemos dictado resoluciones con perspectiva de género”.