La ministra Margarita Luna Ramos recibió el octavo Premio de Equidad de Género “Miguel Alemán Valdés", por su acción intelectual y su compromiso en acciones que hayan significado un hito para el fundamento de la equidad de género.

En su octava edición, el premio rindió tributo a la ministra de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) por su incuestionable trayecto de vida, acción intelectual y activismo como juzgadora, y por sus logros hacia las mujeres desde el Poder Judicial de la Federación.

El premio, que consistió en una medalla y un diploma, porque la ministra Luna Ramos no aceptó el dinero en efectivo que ganó, fue entregado por la señora Claudia Alemán Magnani, presidenta de la Fundación Miguel Alemán A.C.

La presidenta del Comité Interinstitucional de Igualdad de Género del Poder Judicial de la Federación dijo que la mujer del siglo XXI tiene la gran oportunidad de ejercer un liderazgo transformador, cuyos frutos sean mayores para las generaciones venideras.

Asimismo, resaltó que hoy mujeres dirigen los destinos de varias naciones del mundo, lo mismo que los de importantes consorcios empresariales; debaten en los parlamentos, presiden e integran tribunales supremos y destacan casi en cualquier actividad.

Agregó que en muchas latitudes del mundo e incluso en México hay mujeres a las que no se les reconocen sus derechos más elementales, pero no se puede desconocer que otras viven el siglo XXI en diferentes condiciones.

Destacó que lo importante es que “hoy las mujeres tenemos el privilegio de decidir, y por eso le apostamos al cambio, en ocasiones paulatinamente y en otras con mayor rapidez hemos ido logrando avances”.

Aclaró que “no se trata de rechazar al hombre ni de sustituirlo, ni de renunciar a la maternidad para emprender una exitosa carrera profesional, ni de abandonar nuestra feminidad en aras de competir con los varones sino de complementarnos y sumar visión y talentos”.

Más adelante, subrayó que es responsabilidad de todos alcanzar un país libre de discriminación y violencia, una nación de valores que proyecte su interculturalidad y proporcione a sus nuevas generaciones alas para volar en el cielo de la libertad, la igualdad y la justicia.

En la mesa de honor estuvieron presentes también Alejandro Carrillo Castro, director General de la Fundación Miguel Alemán, y los coordinadores del Programa de Equidad de Género, Irma Cué Sarquis y Sergio García Ramírez.