Estudiantes mexicanos y japoneses del área de Diseño Industrial desarrollaron cuatro proyectos tecnológicos encaminados a ofrecer mayor seguridad a la comunidad en la Universidad de Monterrey (UDEM).

La institución educativa privada señaló que alumnos de la Universidad de Chiba, en Japón, así como de la UDEM y el Tecnológico de Monterrey, participaron en el proyecto PULI 001 (Post Urban Living Innovación), una iniciativa del gobierno del país asiático.

Refirió que los 16 participantes del taller –ocho de la institución japonesa y cuatro de cada una de las universidades locales– recibieron sus constancias por su participación en dicho certamen especializado.

Durante el taller, que duró aproximadamente 10 días, los estudiantes diseñaron proyectos basados en recursos tecnológicos para ser portados por los usuarios o implementarse en el interior de las viviendas o en espacios públicos, indicó.

Carlos Chaveznava Treviño, coordinador del proyecto por parte de la UDEM, informó que este es el tercero de cinco años de actividad del proyecto PULI 001, en los que se realizan talleres con alumnos de las diferentes universidades, para buscar soluciones innovadoras sobre diferentes temas.

“Hay varios proyectos dentro de PULI; nosotros somos el proyecto 001: estamos enfocados al diseño contra el crimen y seguridad; otros a mejores modos de vida, a diseñar casas tipo contenedor, a tecnologías de hidrógeno, a diseño urbano, entre otros temas”, dijo

El PULI 001, detalló, se enfocó en la comunidad poniente, en la colonia Jesús M. Garza, ubicada a un lado del campus UDEM, en donde se realizó una investigación de campo para ofrecer soluciones apoyadas en tecnología “para hacerlos sentir, en su ambiente de vida, más seguros, más comunicados, con un mejor ambiente social”.

Mencionó que las siguientes etapas tienen que ver con la producción de los proyectos, para lo cual se buscará el patrocinio por parte de la iniciativa privada.

“Ya vendrán etapas posteriores para hacer manufactura en forma y poderla comercializar en un momento dado, que es la idea del gobierno japonés “, indicó,

Esto se realizará, mencionó, “para al final tener productos desarrollados que en realidad se apliquen, que no se queden nomás en un trabajo académico, sino que se quede en algo que esté funcionando al final de los cinco años”.

Por lo pronto, continuó, los equipos de estudiantes se reunirán de nuevo del 3 al 18 de marzo en Chiba, una ciudad ubicada junto a Tokio, en otro taller en el que aprenderán acerca de la tecnología que puede aplicarse a los proyectos propuestos.

“El gobierno japonés aporta dinero a las universidades en Japón para que hagan proyectos en conjunto con instituciones latinoamericanas principalmente en busca de que se pueda crear una conciencia en la sociedad de crear un mejor estilo de vida”, señaló.