La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) decomisó 16 piezas de madera de pino con un volumen de 10.988 metros cúbicos, abandonada en una brecha de terracería en la comunidad El Venado, municipio de Petatlán, Guerrero.

En un comunicado, la dependencia estatal dijo que la madera fue asegurada con fundamento en el artículo 161, fracción I, de la Ley General de Desarrollo Forestal Sustentable (LGDFS).

Durante un operativo forestal que fue realizado por inspectores de la Profepa y coordinados con Fuerzas de Seguridad Pública de Petatlán, también decomisaron madera de pino en las comunidades de La Molonga, La Soledad de los Enanos, El Venado, El Patacual y El Tremendo.

Indicó que los recorridos de inspección en las brechas de terracería de esa zona tienen la finalidad de verificar la legal procedencia de las materias primas forestales, por lo que también se estableció un puesto de control vehicular, donde se revisó que los vehículos que trasportan madera cuenten con la documentación legal correspondiente.

Además, se detectó que en la ruta no existen autorizaciones para el aprovechamiento forestal maderable emitidas por la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), por lo que los operativos de inspección tienen la finalidad de combatir la tala ilegal que pudiera presentarse en la región.