A casi una semana de haber iniciado este programa, el pago de parquímetros a través de tres distintas aplicaciones suma a más de 21 mil usuarios, dio a conocer el jefe de gobierno capitalino, Miguel Ángel Mancera.

En el Antiguo Palacio del Ayuntamiento, recordó que el sábado 17 de febrero anunció la modernización en el sistema de cobro de estacionamiento en vía pública mediante tres aplicaciones que los automovilistas pueden instalar sin costo en sus teléfonos celulares.

Los registros alcanzados por cada aplicación son: iParkME reporta 12 mil 953 personas registradas; Mueve Ciudad, seis mil 351, y Parkum mil 803 registros, lo que significa que "más de 21 mil personas están ahí ya con esta utilización de las aplicaciones pagando sus parquímetros o estacionamiento de manera electrónica.

Mancera dijo a los capitalinos que el programa les ahorrará problemáticas que se presentaban, como era que se acababa el tiempo, que tenían que regresar a pagar de nueva cuenta de manera física, ahora es posible hacerlo con estas aplicaciones.

Destacó que se da asistencia permanente a los usuarios a través de redes sociales para aclarar dudas respecto al uso de estas herramientas, por ejemplo, “ya se explicó que los operadores, los que pasan a verificar tienen en su aplicación el número de placas y obviamente que tiene el pago realizado o que tiene crédito”.

El mandatario capitalino confió en que este sistema de cobro electrónico continuará en aumento, y detalló que “el 19 de febrero teníamos 13 mil personas registradas, de ahí al 20 de febrero subió a 16 mil y al día 21 de febrero llegamos a 21 mil”.

En este acompañamiento a los usuarios participa ECOPARQ, dijo, y la innovación incluso podría terminar con las inmovilizaciones, los muebles o intervenciones en las banquetas y únicamente se marcarían los lugares.

“Es un paso que cambia el concepto del parquímetro en la Ciudad de México, es un avance sustancial y nosotros creemos que la gente se va a ir adaptando, porque había muchas quejas de esto, había muchos abusos que por un segundo, que por un minuto ya me inmovilizaron".

Puntualizó que “las recargas van a ser mucho más apegadas a lo que realmente necesita la gente. Me parece que vamos a ganar en todos los sentidos con esta interacción”.