El pleno del Senado aprobó, con 75 votos, instituir el Premio a la Pesca y Acuacultura Sustentables, con el que se reconocerá anualmente a las personas físicas y morales que se dedican a estas actividades, y cuyo esfuerzo se refleje en acciones trascendentes, de innovación, impacto, mejora o buenas prácticas desarrolladas en la pesca o acuacultura sustentables.

Dichas acciones, precisa el texto, incluyen el ordenamiento, conservación, protección, aprovechamiento y restauración de la diversidad de los ecosistemas acuáticos, pesqueros y acuícolas, así como la generación e intercambio de conocimientos y comercialización de los productos sustentables.

El dictamen que reforma y adiciona diversas disposiciones de la Ley General de Pesca y Acuacultura Sustentables, votado en lo general y particular en un solo acto, señala que la Comisión Nacional de Acuacultura y Pesca organizará el premio, en coordinación y colaboración con el Instituto Nacional de Pesca, las comisiones en materia del Congreso, y las instancias públicas y privadas que estime pertinente.

El senador Salvador López Brito, del Partido Acción Nacional (PAN), dijo que establecer este premio es un reconocimiento a las familias que trabajan diariamente en la recolección de pescados y mariscos en el mar y aguas interiores.

Por otra parte, con el objeto de fortalecer la inclusión y respeto a las mujeres en las actividades de la pesca, el Senado de la República aprobó el dictamen para que el Programa Nacional de Pesca y Acuacultura, además de estar sujeto a las previsiones del Plan Nacional de Desarrollo, fomente la participación de las mujeres en los programas y proyectos que promuevan e impulsen el desarrollo de la actividad pesquera y acuícola.

La reforma al Artículo 20 de la Ley General de Pesca y Acuacultura Sustentables fue aprobada con 74 votos a favor, y se remitió a la Cámara de Diputados para los efectos del Artículo 72 constitucional.

En el dictamen se precisa que las mujeres tienen gran importancia dentro de la participación activa en el sector, donde desarrollan actividades que van desde la extracción, almacenaje, comercialización, protagonismo, a través de organizaciones ambientales y sociales, y dentro de la administración de grandes y pequeñas empresas de la industria pesquera.