La senadora panista Sandra Luz García Guajardo sostuvo que es necesario adecuar el Código Penal Federal en materia de comercialización ilegal de libros digitales, a fin de perseguir con mayor eficiencia las operaciones vía Internet.

La legisladora del Partido Acción Nacional (PAN) propuso reformar y adicionar los artículos 424 Bis y 424 Ter del Código Penal Federal, tras considerar que el libro tiene un carácter social distinto al de la mayoría de productos susceptibles de ser pirateados.

Ello, con el objetivo de aumentar las sanciones por la reproducción con fines de lucro y comercio ilegales de obras protegidas por derechos de autor, así como imponer prisión de seis meses a seis años y de cinco mil a 30 mil días de multa a quien venda a través de Internet, en forma dolosa con fines comerciales, copias de obras, fonogramas, videogramas o libros.

En la tribuna, García Guajardo dijo que de acuerdo a información de la Cámara Nacional de la Industria Editorial Mexicana, se imprimen 10 millones de libros piratas al año; de 2007 a 2015 la Procuraduría General de la República aseguró 366 mil 664 libros y la Policía Federal 561 mil ejemplares.

Refirió que de la cifra de los textos impresos de manera ilegal, únicamente 100 mil son asegurados por la autoridad federal.