Una muestra interactiva sobre Leonardo Da Vinci que incluirá la “Tavola Lucana”, un supuesto autoretrato del genio del Renacimiento, será inaugurada en la Galería de Arte del Palacio Municipal de Puebla, México, el próximo 22 de marzo, confirmó Roberto Panté, responsable creativo de la exhibición.

Titulada “Leonardo Da Vinci. The faces of a Genius”(Leonardo Da Vinci. Los rostros de un Genio) la muestra abrirá las celebraciones en el mundo por los 500 años de la muerte del artista florentino, ocurrida en 1519, dijo Panté en entrevista con Notimex.

“Es una muestra que incluye un Da Vinci original: la Tavola Lucana, es una exhibición interactiva, un recorrido multisensorial con el que se buscará descubrir el verdadero rostro de Leonardo Da Vinci a través de las comparaciones de aquellas obras que los expertos consideran que reflejan su rostro”, explicó.

Resaltó que el retablo o “Tavola Lucana” fue encontrado en 2008 en una colección privada y acreditado por algunos expertos como autoretrato del genio renacimental.

Panté señaló que el público mexicano podrá ver la Tavola Lucana tras un recorrido expositivo que, a través de hologramas, grandes proyecciones, reconstrucciones en realidad aumentada, mesas interactivas y paneles, lo llevará al interior de la vida y la obra del maestro, con una inmersión total gracias al uso de las más modernas tecnologías de la realidad virtual.

Habrá videos informativos y reconstruciones tridimensionales de los ambientes en los que vivió Leonardo y de su obra, para culminar con la “Tavola Lucana”, que según algunos especialistas daría información sobre uno de los aspectos más misteriosos de Da Vinci, es decir, respecto a su semblante.

“Está será la primera vez que se presentará en América Latina, por lo que en Puebla se tendrá la premier, pero después esperamos llevarla a otros países latinoamericanos”, dijo Panté, director de Phantasya, empresa lìder en Italia en producción multimedial.

Informó que la oganización de la muestra, que durará tres meses, es italiana, mexicana y estadunidense.

Encontrada hace una década, la Tavola Lucana era inicialmente considerada un retrato de Galileo Galilei.

Pero tras investigaciones del Centro Nacional de Investigaciones (CNR, por sus siglas en italiano) de Nápoles sobre la edad de la madera del retablo y los pigmentos y estratos pictóricos de la obra se estableció que databa de entre los años 1400 y 1500, la época de Da Vinci.

La obra, una pintura al temple en leña de álamo, tiene en la parte trasera una inscripción al contrario (de la misma manera en que lo hacía Leonardo) que dice “Pinxit mea”(Pintado por mí) encontrada después de que la tabla fue limpiada.

La caligrafìa de tal inscripciòn coincide con la usada por Da Vinci en el Código Atlántico.

Esos datos, al lado de un estilo pictórico congruente con el del maestro, la postura de la figura y una huella en la parte lateral de la pintura, compatible con la que tiene el lienzo “La dama del armiño”, llevó a varios expertos a asegurar que se trata de un autoretrato de Leonardo Da Vinci (1452-1519).