El obispo de Toluca, Francisco Javier Chavolla, llamó a la ciudadanía a fortalecer el tejido social y pidió a los jóvenes no dejarse engañar con promesas que no son reales.

Al encabezar la 80 peregrinación anual de la Diócesis de Toluca, les pidió también no abandonar el hogar pues es adhí donde se sentirán amados, abrazados, acompañados de personas importantes en su vida.

A los sacerdotes y miembros de la iglesia, los llamó a construir un plan pastoral que permita la construcción del tejido social, comenzando por la familia porque ésta, recalcó, es y será la base de la sociedad.

Antes, y con el lema ”Por Cristo, en el Espíritu, peregrinamos hacia el Padre”, la Diócesis de Toluca llegó a la Basílica, en una impresionante manifestación de fe.

Desde el lunes 19 de febrero, en la Catedral de San José de Toluca, los cientos de peregrinos integrantes de cada uno de los decanatos de la diócesis, emprendieron el recorrido a pie.

Ello, al seguir una tradición de acción de gracias, petición y perdón de sus padres y abuelos, que desde hace ocho décadas realizan a lo largo de este camino de purificación física y espiritual, para mejor “amar haciendo el bien y alcanzar la salvación y plenitud”.

La víspera permanecieron y pernoctarán en el atrio del santuario y a las 21:00 horas participaron en la Hora Santa, que encabezó Chavolla Ramos y, junto con el cual durante Celebración Eucarística de este jueves colocarán las intenciones de esta diócesis, a los pies de Santa María.