– El dirigente opositor venezolano Claudio Fermín anunció hoy que declina participar en las elecciones presidenciales del 22 de abril próximo, en las que el presidente Nicolás Maduro buscará su reelección en medio de una estampida de sus oponentes.

Fermín, de 67 años, fundamentó su decisión en la tendencia de los dirigentes políticos en llamar a la abstención, por lo que consideró que su candidatura perdió sentido.

El político socialdemócrata anunció el retiro un día después que la alianza opositora Mesa de Unidad Democrática (MUD) anunció que no participará en las elecciones por falta de garantías.

Dijo que tomó la decisión para exponer su rechazo a la propuesta de Maduro para que las presidenciales se hagan junto con las legislativas y de consejos regionales y locales, lo que consideró un elemento más en el estímulo de la abstención.

En un comunicado, Fermín indicó que promotores de la agudización de la crisis venezolana se han afincado en estimular la abstención como elemento de ruptura y descalifican a quienes osen plantear la vía electoral.

Dijo no estar seguro de la capacidad de convocatoria de los promotores de la abstención pero “su capacidad de perturbación es muy alta".

Asimismo, señaló que el desgobierno del país ha destruido casi todo y ofrecer que la situación cambiará de un día para otro es "seductor pero falso".

"Nosotros, desde otro ángulo y otro lenguaje, sostenemos que el descontento ha alcanzado niveles altísimos, casi de unanimidad, al igual que la conciencia ciudadana sobre la necesidad del cambio político y por eso estamos convencidos que si todos acudimos a votar nuestra presencia será holgadamente mayor que el mercado de votos cautivos del Gobierno", alegó.

Igualmente, admitió que la circunstancia en la lucha política por estimular el voto lo ha sobrepasado.

"A esto se agrega que el Gobierno en su incurable conducta abusiva ha convocado elecciones para desconocer la legítima Asamblea Nacional y pretende que dicha convocatoria sea una condición para la celebración de la elección presidencial que creemos procedente", aseveró.

"Esfuerzos grandes tendremos que hacer para salvar lo que podamos de tolerancia y cohabitación políticas en esta hora cuando los extremos parecieran no tener escrúpulos para hacer de las suyas con tal de buscar adherentes en medio de la polarización", dijo.

Fermín fue alcalde de Caracas entre 1989-1993 y se postuló a las elecciones presidenciales de 1993 por el partido Acción Democrática, del cual se retiró luego.

Sin el apoyo de uno de los partidos grandes del país, presentó su nombre a las elecciones de 22 de abril, haciendo llamados para acordar un abanderado de consenso en la oposición.