La película mexicana "Los Débiles", que narra el problema de la violencia en el norte de México y cómo transforma la vida de las personas, se proyecta en la sección de Forum de la Berlinale, el festival internacional de cine que se lleva a cabo en Berlín.

El director de la cinta Raúl Rico González, de 34 años, consiguió colocar su primera película en el festival y es además la única que ha hecho hasta el momento pero ya tiene otros proyectos en ciernes.

El filme se presenta en la sección Forum de La Berlinale, en la que se exhiben las películas de vanguardia, el cine experimental, los reportajes políticos. Es la sección de La Berlinale que asume riesgos porque no se sujeta a las limitaciones formales y permite una amplia libertad de expresión a los cineastas.

"Yo soy el director, escritor, productor y editor", dijo Rico González, e hizo la película con fondos personales y de su socio, Eduardo Giralt Brun.

"Creo que en La Berlinale, y en especial en la sección Forum, se agradecen las películas originales y con una propuesta que empuja los territorios del lenguaje cinematográfico", señaló.

Manifestó que se sirvieron de herramientas narrativas que no tienen que ver directamente con el cine, como el Teatro del Absurdo como las obras de Eugene Ionesco, en específico una que se llama "Rinoceronte".

En esa obra se cuenta sobre un pueblo en Francia cuyos habitantes se están convirtiendo en rinocerontes y no se sabe porqué. Todos menos uno, al que se considera el tonto del pueblo. Es el único que no se contamina de las ideas imperantes del nazismo y el fascismo.

Algo semejante ocurre con el protagonista de "Los Débiles". Rico Gonzálezy su socio, Eduardo Giralt Brun, cuentan en la película la historia de un hombre que vive en un rancho en Sinaloa, quien toma su arma y sale a hacerse justicia por haber sido agredido, pero en el transcurso de su recorrido a través de una tierra inhóspita se da cuenta de que el débil es él.

"La gente que vive en la sierra, en los ranchos y en la costa es gente muy trabajadora y con valores y principios basados en la ética. Yo quise darles un rostro en mi película", señaló.

La violencia es el factor contaminante en "Los Débiles". "Es una situación inevitable cuando uno vive en un lugar como México, sobre todo en el norte", añadió.

"Encontré que el cine era el medio propicio para contar esta reflexión. La violencia es el gérmen de muchos otros males que se traducen en corrupción, en abusos físicos, en resquebrajamientos del modus vivendi de una familia, de una sociedad", consideró.

"No quisimos contar una historia de manera convencional con una narrativa lineal sino romper con todos esos patrones que están tan presentes en el cine comercial", precisó.

En la película trabajan un total de 10 actores y nueve en el equipo de producción. El protagonista, sin embargo, no es actor, sino que es un ranchero sinaloense que es en sí mismo el personaje que Rico Gonzalez estaba buscando.

El largometraje tiene una dirección de 65 minutos y la compañía productora es Pierrot Films.