El empeño del presidente de Guatemala, Jimmy Morales, para expulsar al jefe de la misión de la ONU contra la Corrupción, Iván Velázquez, no ayudó al país a mejorar su posición materia de transparencia, reveló hoy un análisis de la organización Acción Ciudadana (AC).

Al presentar el Índice de Percepción de la Corrupción (IPC) 2017, el presidente de AC, Manfredo Marroquín, representante de Transparencia International, destacó  que Morales “no logró cambiar la percepción de altos niveles de corrupción en Guatemala”.

Marroquín consideró que no es bien vista por la población la lucha del presidente Morales contra la misión de Naciones Unidas que colabora en el combate al crimen organizado y la corrupción, en el informe que clasifica a 180 naciones en la gestión del sector público.

La percepción de un gobierno corrupto no ha cambiado en los dos años de la gestión de Morales debido a la investigación en su contra por financiamiento electoral ilícito y los juicios por corrupción que enfrentan su hijo y el hermano del mandatario, abundó.

De acuerdo con el IPC del año pasado, Guatemala bajó siete posiciones en comparación con 2016 cuando, ocupó el puesto 136 con 28 puntos. En la nueva medición descendió al lugar 143.

En la medición se emplea una escala de cero a 100. Los países más transparentes a nivel mundial son Nueva Zelanda con 89 puntos y Dinamarca con 88, en tanto que el promedio para Europa es de 66 puntos.

Las naciones más corruptas, según la calificación del año pasado, son Somalia en el lugar 180 con nueve puntos y Sudán del Sur, en el penúltimo puesto, con 12 puntos. En América, Venezuela ocupa el lugar 169, con 18 puntos.