El gobierno del estado informó que de manera preliminar han contabilizad más de seis mil viviendas afectadas en la región, por los sismos del viernes pasado; de las cuales 800 no están siendo habitadas en este momento, y se atienden a 20 mil familias que resultaron damnificadas.

El gobernador Alejandro Murat Hinojosa dio a conocer lo anterior a cinco días del sismo de 7.2 grados, que afectó la costa oaxaqueña.

En un comunicado señaló que se continúa con la evaluación de daños y el apoyo a las personas damnificadas, principalmente de los municipios de Pinotepa Nacional, donde se registró el epicentro, y Santiago Jamiltepec, que fueron los más afectados. 

Expresó que la mayoría de las escuelas tuvieron daños parciales, de las cuales 80 presentaron daños mayores y están en evaluación.

A través de la Secretaría de Economía, se activó el plan de apoyo para que una vez que se concluya el censo, los comercios afectados puedan recibir un apoyo económico que les permita enfrentar esta etapa de contingencia.

Detalló que a la par, se está trabajando de manera permanente para brindar el apoyo absoluto a todo el estado, toda vez que el reciente sismo se suma a las más de diez mil réplicas que se han registrado tras el sismo de 8.2 grados del 7 de septiembre de 2017 que afectó a la entidad.