La Secretaría de Salud, a través de la Comisión Estatal de Protección contra Riesgos Sanitarios (Coesprisson), declaró veda precautoria sanitaria de moluscos bivalvos en tres regiones costeras de Sonora.

El encargado de despacho de la Coesprisson, Francisco Alberto Genesta Leyva, mencionó que la veda se estableció en las regiones de Caborca y Puerto Peñasco, ubicadas al noroeste de la entidad, además de Huatabampo, al sur de la entidad.

Precisó que la medida precautoria se determinó para San Francisquito del municipio de Caborca, así como el Estero Morúa en Puerto Peñasco, además de Santa Bárbara y Bachoco, del municipio de Huatabampo.

La veda incluye la extracción, producción, venta y consumo de moluscos bivalvos como almejas, ostiones y callos de hacha, debido a la presencia de saxitoxina en los mismos, anotó.

Refirió que esto se debe a cambios en las condiciones de salinidad, temperatura y a la marea roja.

Mencionó que en los estados de Baja California, Nayarit, Sinaloa y Jalisco también se realiza la misma acción por la presencia de la misma toxina.

Comentó que el Laboratorio Estatal de Salud Pública realizó una prueba rápida para determinar la presencia de toxinas y para confirmar la Comisión de Control Analítico y Ampliación de Cobertura (CCAyAC) las revisó, con resultados positivos.

Genesta Leyva dijo que se realizarán muestreos periódicos para ver el momento en que esté libre de toxinas la producción y la cosecha de moluscos en las localidades para levantar esta veda precautoria sanitaria.

Los efectos de la toxina en el organismo humano son desde leves como hormigueo, pesantez y adormecimiento de lengua y labios, los cuales se esparcen a la cara y cuello, hasta consecuencias fatales por falla respiratoria.

Se recomienda no consumir moluscos bivalvos por el momento, hasta que los muestreos que se realizan en la zona sean negativos a la presencia de las toxinas y garantizar que estén libres para su consumo, puntualizó.