Mediante consultas médicas, charlas informativas y uso de simuladores, la Central de Abasto de la Ciudad de México, en coordinación con el Instituto para la Atención y Prevención de las Adicciones (IAPA), buscan concientizar a trabajadores y visitantes sobre el consumo de sustancias psicoactivas.

Personal de la Dirección Ejecutiva de Integración Social de la Central y del IAPA organizó la Jornada de Prevención y Atención de las Adicciones, el 21 y 22 de febrero, de 9:00 a 16:00 horas.

El coordinador general y administrador de la Central de Abasto, Sergio Palacios Trejo, celebró el apoyo de la institución capitalina e invitó a la población que trabaja y visita este sitio a estos servicios.

Se trata de “advertir sobre los riesgos de consumir alcohol, tabaco y drogas, también es una forma de prevenir y mejorar el tejido social, eso es lo que buscamos a través de estas y otras acciones que hemos realizado en la Central”, explicó.

Unas gafas simuladoras ilustran el efecto en el cerebro y la vista con el consumo excesivo de alcohol. “Yo no tomo, pero se siente mucho mareo, tanto que hasta se me revolvió el estómago”, opinó Gabriela Cruz, quien experimentó con dicho aditamento.

Gustavo Sánchez es repartidor de agua dentro de la Central y se detuvo a observar los efectos en la boca que produce el tabaquismo, que van desde la laceración de encías hasta el cáncer de lengua o garganta.

“Fumar nos brinda cierta satisfacción, pero ahora que veo esta maqueta me doy cuenta que a la larga las consecuencias son muy graves”, afirmó el joven de 28 años.

Pruebas rápidas de VIH, asesorías sobre el consumo de sustancias durante el embarazo o daño cerebral por el uso de marihuana y otras drogas complementan la Jornada de Prevención y Atención de las Adicciones, que se lleva a cabo en el estacionamiento de las naves M-N, pasillo 1, del sector Frutas y Legumbres de la Central de Abasto capitalina, frente al Comedor Comunitario.