La Secretaría de Salud Jalisco (SSJ) implementó un operativo especial de vigilancia epidemiológica en el municipio de Cuquío, luego de que el 20 de febrero se registrara la intoxicación de cinco personas en esta localidad, aparentemente por el uso de un fumigante a base de fosfuro de aluminio.

Ana Gabriela Mena Rodríguez, coordinadora estatal de Urgencias Epidemiológicas y Desastres de la SSJ, explicó que se estableció de manera inmediata coordinación con el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) para  implementar un operativo de búsqueda intencionada de casos.

“El área de Salud Pública a través de Epidemiología alertó desde ayer a las unidades de salud para que en caso de que se presenten pacientes con alguna sintomatología de intoxicación, se detecten de inmediato y se realice la notificación.

"Además, se está haciendo una visita de campo en la zona donde se presentó este evento, en la que se llevan a cabo entrevistas y una búsqueda intencionada de casos para detectar a tiempo si hay más intoxicaciones”, expresó Mena Rodríguez.

Por otro lado, la Comisión para la Protección Contra Riesgos Sanitarios de Jalisco (Coprisjal), también lleva a cabo una investigación sanitaria en el almacén donde se presentó el incidente para determinar con certeza las causas de la intoxicación.

Los cinco intoxicados son miembros de una familia: una mujer de 13 años (defunción), un masculino de 10 años y un masculino de 15 meses de edad, los cuales iniciaron con los síntomas 72 horas previas a su ingreso al Centro de Salud.

A la menor de 13 años se le reguló a través del Sistema de Atención Médica de Urgencias de Jalisco (SAMU) a la clínica 89 del IMSS para control y manejo, sin embargo, falleció durante su traslado. Los otros dos menores siguen internados en la misma clínica, al igual que sus padres.