Los secretarios de Agricultura de México y de Estados Unidos, José Calzada Rovirosa y Sonny Perdue, se comprometieron a reforzar su intención de conseguir la equivalencia en la certificación de productos orgánicos, lo que beneficiará a los productores y consumidores de ambas naciones.

Los dos países están por concluir la formalización de los protocolos para su equivalencia y se buscará agilizar la firma de estos documentos para facilitar el intercambio de este tipo de alimentos.

Este avance sería una muestra de la cooperación bilateral en temas comerciales, informó la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa), después de haber concluido la reunión bilateral entre los funcionarios.

La dependencia federal explicó que en octubre de 2015 se firmó una carta de intención entre ambos países, con la finalidad de alcanzar un Acuerdo de Reconocimiento del Sistema de Control de Productos Orgánicos.

En un comunicado, recordó que en 2016 se realizaron evaluaciones bilaterales y se conformó un Comité de Cumplimiento Orgánico para intercambiar información y desarrollar documentos que fortalezcan el proceso.

En el encuentro, donde también se abordaron los temas sanitarios y fitosanitarios, el funcionario mexicano aseguró que el país debe proteger este estatus, alineándose estrictamente a las bases científicas, sin que esto represente un obstáculo injustificado al comercio.

Señaló que de ello depende la credibilidad y confiabilidad del sistema fitosanitario del país y, a su vez, es una garantía para la región de América del Norte.

En relación con el tema de la papa, Calzada Rovirosa argumentó que este asunto se encuentra en las instancias legales; no obstante, se continuará con el diálogo con el sector productivo nacional para buscar la mejor solución posible.

Expuso que hoy en día se trabaja en una propuesta de evaluación de riesgo que permita el acceso de papa hacia México, al cumplir con los requisitos sanitarios establecidos en el país.

Dejó en claro que la Sagarpa continuará el diálogo con el sector productivo de este tubérculo para implementar un programa conjunto entre el Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (Senasica) y los Servicios de Inspección de Vegetales y Animales (APHIS) de Estados Unidos, a fin de obtener la certificación y validación fitosanitaria.

Calzada Rovirosa y Perdue coincidieron en que la obligación de los funcionarios públicos es la de beneficiar a los productores y a la población de sus respectivos países.

En ese tenor, el titular de la Sagarpa aseguró que velará por los intereses de los integrantes de las cadenas productivas del campo mexicano.