La Comisión de Preservación del Medio Ambiente, Protección Ecológica y Cambio Climático de la Asamblea Legislativa aprobó integrar los conceptos biodigestión y termovalorización que se suman al proyecto de la Agencia de Gestión Urbana.

Con ello se concreta el proyecto que da paso a la construcción de las plantas generadoras de electricidad a partir del uso de residuos sólidos, con lo que se podrá hacer un manejo integral e implementar políticas de reducción de deshechos y su aprovechamiento.

Los integrantes de la Comisión aprobaron otorgar mayores facultades a la Agencia de Gestión Urbana para el buen uso y manejo de los residuos sólidos, así como para evitar daños severos a la salud y al medio ambiente.

Avalaron el dictamen conjunto, donde se abroga la Ley de Residuos Sólidos del Distrito Federal y se expide la Ley de Gestión Integral de Residuos Sólidos de la Ciudad de México; además aprobaron las reformas y adiciones a diversas disposiciones.

Uno de los dictámenes obedece a los cambios constitucionales respecto de los nombres de la ley, en cumplimiento con el mandato de la Constitución Política de la Ciudad de México.

Para ello la Agencia diseñará, construirá y mantendrá centros de composteo o de procesamiento de residuos urbanos orgánicos, de acuerdo con los Programas de Gestión Integral de los Residuos Sólidos y el de Prestación del Servicio de Limpia.

El diputado Xavier López Adame, presidente de la Comisión, señaló que se requiere una corresponsabilidad de la autoridad local en materia de inspección y vigilancia de las plantas de tratamiento, para lo cual se faculta a la Agencia de Gestión Urbana a coordinarse con la autoridad federal.

En la iniciativa se precisa también que las Alcaldías, el Tribunal Superior de Justicia y demás órganos autónomos deberán establecer sistemas de manejo ambiental para prevenir y evitar la generación de residuos y aprovechar su valor.

Al hacer uso de la voz, el diputado Luciano Jimeno Huanosta, integrante de la Comisión, aseguró que hay que buscar transformar las facultades de las dependencias, a fin de mejorar los procesos en el manejo de residuos sólidos y de cuidado al medio ambiente.

La asambleísta Aleida Alavez Ruiz, de Morena, reiteró el rechazo del grupo parlamentario de Morena a la planta de incineración de residuos sólidos porque, a su juicio, se trata de un mero negocio y no contempla una política ambiental que beneficie a los habitantes de la ciudad. Opinó que esas reformas son para legalizar el proyecto de la planta de incineración.