El candidato del Partido Revolucionario Institucional (PRI) a la Presidencia de la República, José Antonio Meade Kuribreña, reconoció que México es un país desigual, por lo que se comprometió a emparejar el terreno para hacer una nación más justa y participativa.

Al participar como invitado en el centenario de la Confederación de Asociaciones de Agentes Aduanales de la República Mexicana (CAAAREM), el aspirante presidencial dijo que es necesario hacer un diagnóstico oportuno de dónde se está, qué es lo que los mexicanos quieren logar para resolver los retos que hay por delante y reducir las brechas sociales.

"La política pública tiene que estar al servicio de cada ciudadano, conocer sus retos y construir un mejor entorno", afirmó al respecto.

Meade Kuribreña ratificó que su proyecto contempla la creación de un gobierno a la medida de cada necesidad para que en lo individual se garantice no sólo el acceso a derechos como la alimentación, la educación, servicios de salud y una vivienda decorosa, sino también a la igualdad de oportunidades.

El candidato de la coalición "Todos por México" advirtió que si no hay seguridad ni tranquilidad en el país, éste no podrá ser potencia, por lo que destacó la importancia de desarrollar mejores protocolos en las aduanas, elementos de control en puntos críticos, mayor intercambio de información y más elementos de modernización en las fronteras.

Explicó que esas medidas, donde están involucrados los agentes aduanales, permitirán un combate frontal a la delincuencia.

En el evento lamentó que el Instituto Nacional Electoral (INE) prohibiera que los aspirantes presidenciales debatieran durante el periodo de intercampañas, ya que esa es la única forma en la que el electorado puede comparar lo que ofrece cada candidato. En este sentido, confió en que "México no va a cometer un error y que va a ganar el mejor".

También contrastó que mientras él propone combatir la corrupción, impulsar el desarrollo de la mujer, de los jóvenes, del campo y fortalecer la economía familiar, así como promover proyectos que pongan a México a la vanguardia, el candidato de Morena, Andrés Manuel López Obrador, ofrece amnistía a los criminales y pretende involucrarlos en la vida política del país.

En declaraciones a medios de comunicación, dijo que plantear una constitución moral es una ocurrencia que distrae de lo relevante, que es cumplir con lo que mandata la Carta Magna.

"La constitución moral distrae de lo que es relevante, que es la que tenemos, que nos da una serie de derechos a los cuales muchos de los mexicanos no pueden acceder y por eso la importancia de un gobierno a la medida de cada mexicano", mencionó el abanderado de los partidos Revolucionario Institucional (PRI), Verde Ecologista de México (PVEM), y Nueva Alianza.

Insistió en la importancia de que todos los mexicanos, en especial la clase política, se ajusten a su propuesta de transparencia y rendición de cuentas, la cual él sí aprobaría por su trayectoria limpia en los más de 20 años que ha trabajado en la administración pública.