La oposición venezolana anunció hoy que se abstendrá de participar en las elecciones presidenciales previstas para el 22 de abril próximo, alegando falta de condiciones de limpieza electoral, lo que coloca al presidente Nicolás Maduro a un paso de la reelección.

La alianza opositora Mesa de Unidad Democrática (MUD) dijo que las elecciones adelantadas por el Consejo Nacional Electoral (CNE) son un “show del gobierno” y un simulacro electoral.

"No cuenten con la Unidad ni con el pueblo venezolano para avalar lo que hasta ahora es solo un simulacro fraudulento e ilegítimo de elección presidencial", dijo en una declaración.

Maduro replicó de inmediato que “llueve, truene o relampaguee, aquí habrá elecciones. Con MUD o sin MUD”.

La coalición opositora señaló que está lista para participar en unas elecciones limpias, transparentes y con observación internacional, pero criticó el manejo que se hace para la cita del 22 de abril.

El vocero de la MUD, Ángel Oropeza, leyó el comunicado en el que llama al país a crear un amplio frente para conseguir las condiciones democráticas que permitan unas elecciones limpias.

“Hemos acordado por consenso a partir de hoy una campaña para que se den una elecciones libres para salir de lo que azota nuestro pueblo”, dijo.

Indicó que si se cumple con las leyes y las condiciones electorales participarán en los comicios.

La respuesta de Maduro fue proponer el adelanto de las elecciones legislativas de 2020 y la de los consejos regionales, ya vencidos, y juntarlas con las presidenciales del 22 de abril.

El gobernante dijo estar confiado en que se inscribirán candidatos de oposición fuera de la MUD para las presidenciales, aunque no sean de los partidos principales.

“Aquí habrá elecciones de presidente, de diputados y de consejos regionales”, afirmó.