El Orbitador de Reconocimiento de Marte (MRO, por sus siglas en inglés) de la NASA tomó una imagen del lugar en el que la misión Phoenix aterrizó hace 10 años.

La instantánea tomada desde la órbita del planeta “rojo” muestra que el polvo ha cubierto las marcas del aterrizaje en el norte de la superficie marciana, destacó la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio (NASA, por sus siglas en inglés).

El módulo de aterrizaje de Phoenix, su caparazón posterior y paracaídas se pueden apreciar en la imagen tomada el 21 de diciembre de 2017 por el MRO.

De acuerdo con la agencia espacial estadunidense, Phoenix completó su misión de tres meses en agosto de 2008, en la cual estudió el hielo marciano, el suelo y la atmósfera.

El módulo de aterrizaje funcionó durante dos meses adicionales antes de que la luz solar reducida causara que la energía se volviera insuficiente para mantenerse en funcionamiento.

La NASA refiere que el robot de energía solar no fue diseñado para sobrevivir a las condiciones oscuras y frías de un invierno ártico en Marte.