El titular del Instituto Nacional de Infraestructura Física Educativa (Inifed), Héctor Gutiérrez de la Garza, informó que son evaluadas 130 escuelas en la entidad, a fin de contar con el diagnóstico de posibles daños por el temblor del viernes pasado con epicentro en Pinotepa Nacional.

Luego de presentar los Resultados y Avances de Infraestructura Educativa 2013-2018, comentó que aunque esta semana podría concluir la revisión de los planteles para determinar el apoyo que requerirán, por seguridad y protección civil, las clases están suspendidas en esos planteles.

En entrevista, aseguró que este sismo no afectó los trabajos de reconstrucción de los más de 16 mil 500 planteles dañados en varios grados por los movimientos telúricos del 7 y 19 de septiembre de 2017.

Gutiérrez de la Garza dijo que por ahora están enfocados al temblor del 16 de febrero en una región del estado, donde se realizan tareas de diagnóstico por las áreas de protección civil y determinar los planteles que están en condiciones de reanudar clases, sobre todo de Pinotepa Nacional.

Mencionó que tras solicitar la declaratoria de emergencia correspondiente, lo que sigue es esperar la Declaratoria de Desastre Natural para luego empezar a aplicar los recursos federales para la reconstrucción y no solo de planteles educativos, sino de vivienda, y de la infraestructura pública con el Fondo de Desastres Naturales (Fonden) que fue afectada por los sismos.

Precisó que se lleva un avance importante en la atención de los 16 mil 514 planteles afectados con los temblores del 7 y del 19 de septiembre del año pasado, pues en 209 planteles en el país que tuvieron un daño grave, más de 80 por ciento ya están en intervención.

Gutiérrez de la Garza detalló que el promedio en siete entidades federativas es de más del 60 por ciento que se están atendiendo y hay tres entidades que se tiene que fortalecer el trabajo, como son Guerrero, Oaxaca y Chiapas.

En el caso de las afectaciones menores a daño menor en inmuebles, expuso que el apoyo va a muy avanzado el apoyo, ya que se ha entregado el recursos a las comunidades escolares para que vía auto-atención ellos mismos atiendan las necesidades.

Recordó que para atender los más de 16 mil planteles dañados por los sismos de septiembre pasado, se tiene un presupuesto de 20 mil millones de pesos, el cual conforme avance la reconstrucción irá a la baja, pues también se tiene la especificación de la inversión por plantel, y por ejemplo, en el caso de reconstrucción se maneja un margen entre 10 millones y 60 millones de pesos.

Para junio próximo, agregó, se tendrán concluidos los 209 planteles educativos que tuvieron daños graves y que en consecuencia hay algún módulo o la totalidad de demolición.