El presidente de Irán, Hasán Rohaní, insistió hoy ante el canciller español, Alfonso Dastis, que el acuerdo nuclear suscrito en 2015 con las grandes potencias es “intocable, por lo que no será de ninguna manera renegociado con Estados Unidos", país que amenaza con retirarse del pacto.

Rohaní recordó que para Irán el acuerdo nuclear supuso una negociación muy dura, incluso en contra de la opinión de su propia población, además su país está cumpliendo su parte, de manera que todos deberían cumplir la suya, según la agencia local de noticias IRNA.

“Para Irán, el acuerdo nuclear tal y como está firmado es una línea roja e intocable. Hay muchos intereses en la región dispuestos a desestabilizarla”, dijo el mandatario durante una reunión con el ministro español de Asuntos Exteriores y de Cooperación, de visita.

Irán y el Grupo de los 5+1 (China, Estados Unidos, Francia, Reino Unido, Rusia y Alemania) firmaron el 14 de julio de 2015 en Viena el histórico acuerdo nuclear, mediante el cual Teherán limitará sus actividades nucleares a cambio del levantamiento progresivo de las sanciones internacionales.

La Agencia Internacional de Energía Atómica (AIEA) ha confirmado que Irán está cumpliendo todas sus obligaciones del pacto nuclear, incluso sus inspectores tienen acceso a todas las instalaciones que necesitan verificar.

El canciller español, quien realiza la primera visita de un miembro de la UE desde que el presidente Donald Trump amenazó con retirarse del acuerdo, defendió la posición de Irán, sin embargo, dijo que “sería bueno pensar en el futuro” y ver si se pueden tomar medidas que contribuyan a crear confianza para la paz en la región.

Dastis reconoció que renegociar el acuerdo es difícil, pero cree que se podría “pensar en algo adicional”, porque hay elementos que no se incluyeron en el pacto que son fuente de preocupación, como la situación regional o el programa de misiles.

La Unión Europea (UE) comparte la preocupación de Trump sobre el futuro del programa nuclear iraní al cabo de los 10 años, pero cree que retirarse de él no es la solución.

El canciller español exhortó a Irán a jugar un papel moderado y respetar los derechos humanos dentro y fuera de sus fronteras, ya que ello convertirá a la república islámica en un actor con credibilidad en el seno de la comunidad internacional.

En respuesta, Rohaní aseguró a Dastis que Irán está dispuesto a colaborar de forma activa en la estabilidad de la región, aunque denunció que hay otros actores, como Arabia Saudita, interesados en generar inestabilidad en Siria y Yemen.