La compañía española Iberdrola invertirá en México dos mil 800 millones de dólares entre 2018 y 2022, en proyectos de generación eléctrica en el territorio nacional.

De acuerdo con el Plan Estratégico añadirá a sus ocho proyectos en construcción, que suman más de cuatro mil megawatts, una potencia adicional de unos dos mil megawatts, que situarán su capacidad total en más de 11 mil megawatts, con lo que generará más de 20 por ciento de la electricidad que se consumirá en el país, destacó la firma en un comunicado.

El director general de Iberdrola México, Enrique Alba, señaló que México es un mercado prioritario para la firma, cuya presencia está basada en una visión de largo plazo y en el compromiso de garantizar a sus clientes un suministro eléctrico fiable, competitivo y respetuoso con el medio ambiente.

Y es que, entre los nuevos proyectos para los próximos años planea la construcción de al menos un nuevo ciclo combinado y varios proyectos de cogeneración, con una inversión estimada de más de 600 millones de dólares, que se sumarán a los cuatro ciclos combinados que están en a actualidad en construcción: Noreste y El Carmen, en Nuevo León y Topolobampo II y III, en el estado de Sinaloa.

En cuanto a proyectos renovables, indicó que construye en la actualidad cuatro instalaciones que suman un total de 595 megawatts de potencia y supondrán una inversión de unos 780 millones de dólares.

La empresa tiene en marcha los proyecto eólicos PIER, de 220 megawatts y Santiago, de 105 megawatts ubicados en los estados de Puebla y Guanajuato respectivamente, así como los fotovoltaicos de Hermosillo, de 100 megawatts y Santiago de 170 megawatts en Sonora y San Luís Potosí, cada uno.

Añadó que con casi 20 años de presencia en el país ha aumentado de forma ininterrumpida sus inversiones hasta convertirse en el primer productor privado de electricidad con más seis mil megawatts de capacidad y 17 plantas operativas.

Tan solo en el último año y medio, puso en marcha dos plantas de ciclo combinado en los estados de Nuevo León y Baja California y dos plantas de cogeneración, en los estados de Tamaulipas y Querétaro, lo que le permitió incrementar su capacidad en más de 10 por ciento.

Agregó que la mejora de resultados también ha sido posible gracias al incremento de la actividad comercial para la venta de energía al sector industrial, donde Iberdrola México ya cuenta con más de mil 500 puntos de carga a los que en el año 2017.