La Feria Internacional de Arte Contemporáneo de Madrid (ARCO Madrid) abrió hoy con la mirada puesta en el futuro de la creación, que invita a pensar en lo que se va a hacer de cara a un mercado reactivado tras superar la crisis económica.

La edición 37 de la feria se realiza del 21 al 25 de febrero en la Feria de Madrid (Ifema), en esta ocasión sin país invitado, y que será inaugurada de forma oficial por los reyes de España este jueves y abrirá sus puertas al público general el fin de semana.

Los pabellones 7 y 9 del recinto reúnen 208 galerías procedentes de 29 países, de las que 160 son del programa general y entre ellas las mexicanas Marso y Tiro al Blanco.

Los programas “El futuro no es lo que va a pasar, sino lo que vamos a hacer” reúne a 19 galerías bajo la premisa de imaginar una visión de la complejidad del arte en próximos tiempos.

La sección Diálogos presenta a 13 galerías con obras de dos artistas cada una, y cuyo trabajo de interrelaciona y fue creado especialmente para esta feria.

El programa “Opening” lo conforman 19 galerías españolas e internacionales con una trayectoria máxima de siete años, a fin de promover nuevos artistas.

Las obras de vanguardias históricas, clásicos del arte contemporáneo y actual están presentes mediante la pintura, fotografía, escultura, instalación, performance y el diseño que enriquecen las creaciones.

Con un presupuesto de 4.5 millones de euros (5.55 millones de dólares), la feria espera recibir alrededor de unos 100 mil visitantes y generar un impacto económico a la capital española de más de 80 millones de euros (más de 98.63 millones de dólares).