Al conmemorarse el Día Internacional de la Lengua Materna, Mauricio Rodríguez Alonso, secretario de Educación del gobierno capitalino, asentó que en los próximos días, se abrirá una escuela de náhuatl –la lengua originaria de la capital- en Milpa Alta.

“Será un primer esfuerzo, tendremos que sumar muchas voluntades, tendremos que vencer también muchas reticencias, pero eso significa hacer efectivos sus derechos y reconocer muchos años de deudas”.

En la Plaza Tlaxcoaque, dijo que en la capital conviven 55 de las 60 lenguas del país. La lengua nos sirve para comunicarnos, entendernos y en el proceso de adopción de ésta es como aprendemos nuestra cultura, tradiciones y la manera en que entendemos nuestro entorno. Para entender todo ello, se necesita sensibilidad.

Detrás de cada lengua, expuso, está toda la historia de los pueblos y debemos velar porque por ningún motivo se pierdan. Ello, dijo, nos debe obligar no sólo a tener políticas de atención, sino a desarrollar proyectos que fortalezcan el desarrollo de las lenguas.

Al respecto, expuso que las buenas noticias incluyen la propia Constitución de la Ciudad de México, pues nos reconoce como una población con una composición intercultural, plurilingüe y pluriétnica, como no lo hace ninguna otra en el país y en el mundo.

El reto es cómo lo vamos a hacer efectivo, sostuvo y añadió que “es importante que se reconozcan los derechos, que se plasmen en un documento fundamental, como es la Constitución, pues habla de la sensibilidad y del reconocimiento de una realidad. Ahora qué sigue, cómo hacemos efectivos realmente que esos pueblos no se pierdan”.

Rodríguez Alonso estableció que en un esfuerzo hacia esa dirección, se ha desarrollado todo un esquema con los asesores educativos para poder enseñar no sólo a los niños, sino a los adultos mediante el programa “Escuela en tu casa”, para que acaben su primaria y secundaria y tengan herramientas para enfrentar la vida.

Por otra parte, indicó que en las preparatorias de la capital hay maestros que enseñan náhuatl, los que tienen 323 alumnos interesados en aprender náhuatl, lo cual es una muy buena noticia.

A su vez, la titular de la Secretaría de Desarrollo Rural y Equidad para las Comunidades (Sederec), Evangelina Hernández, subrayó la alianza con la Secretaría de Educación en pro de garantizar los derechos de los pueblos originarios que están en la ciudad.

Dio ejemplos en los que traductores asisten a personas lo mismo en las escuelas, que en los hospitales o en los centros de reclusión.

“Es valioso que sepan que cuentan con nosotros desde la Sederec, con la red de intérpretes traductores en lenguas maternas, para asistirlos en un hospital, un reclusorio, o la necesidad de cualquier servicio, para que sean atendidos desde su lengua”, apuntó.

Por su parte, Supradip Chakma, embajador de Bangladesh en México, señaló que se siente orgulloso de hablar bengalí y de asistir al evento a escuchar otras hermosas lenguas; "mi lengua es muy dulce, es un idioma de miel. Es mi derecho hablar en bengalí. Es mi idioma, yo habló en él, canto en él, escribo poemas, sueño en bengalí”.

Recordó que en 1947, cuando se separaron de India, no podían hablar en su idioma. “Nos obligaron hablar indio. En 1947 nosotros teníamos más población que Pakistán, pero no podíamos hablar en nuestro idioma.

“Tuvimos que hacer la guerra para hablar en nuestro idioma. Por eso, el 21 de febrero de 1952, luego de que se sacrificara la vida de muchos jóvenes y estudiantes, celebramos ese día con gran orgullo: es día de nuestro idioma”, mencionó.

Advirtió que en el mundo existen 60 mil lenguas y cada 14 días se pierde algún idioma. Se preguntó cuánto tiempo pasará para que se pierdan casi todos. “Cuidamos nuestros idiomas para no perderlos”.